Una furgoneta y un camión destrozados tras el tornado que pasó por Villatobas el pasado viernes. Pino Fontelos

El tornado de Villatobas es el segundo que se registra en la provincia a lo largo del último año y medio

TOLEDO. Manuel Moreno
Actualizado:

El tornado no es un fenómeno atmosférico desconocido para algunos toledanos que lo han sentido muy cerca. El viento huracanado giratorio que asoló las inmediaciones del casco urbano de Villatobas el viernes es el segundo que se registra en la provincia de Toledo en el último año y medio.

El anterior caso que se conoce ocurrió el año pasado, concretamente el 21 de abril, Viernes Santo. Un tornado afectó los términos municipales de Velada, Montesclaros, Navamorcuende y Sotillo de las Palomas. En esta ocasión, y según un informe de los expertos Miguel Gayá y Darío Cano, los vientos alcanzaron velocidades de entre 150 y 180 kilómetros por hora. El tornado, que llegó a recorrer diez kilómetros, arrancó un total de 382 árboles, en su mayoría encinas, según datos de la Delegación Provincial de Agricultura y Medio Ambiente. La orografía de la zona asolada en el término de Navamorcuende propició la formación del fenómeno meteorológico.