Toledo amanece con un misterio sin resolver

Han aparecido 666 cerdos de barro dispersos entre las calles y ventanas de la ciudad

Actualizado:

Toledo ha amanecido este lunes con un misterio sin resolver. Un total de 666 cerdos de barro han aparecido dispersos por las calles y ventanas de Toledo, lo que ha causado desconcierto entre los vecinos y alarma en las redes sociales. Los cerdos se encuentran en puntos claves de la ciudad como la Puerta del Sol, Santa María la Blanca o la Calle Real. Pero, sobre todo, han sido vistos en las ventanas de las viviendas, lo que ha sorprendido a los particulares al salir de sus casas. Todos llevan un número correspondiente dentro de la serie de 666 cerdos y, además, están pintados de forma diferente. Los vecinos de Toledo se preguntan quién es el responsable y qué puede significar.