Toledo acoge al mayor grupo interuniversitario de España

Actualizado:

IGNACIO PRADA

TOLEDO. Ayer se aprobó el convenio marco de colaboración con el Instituto Tecnológico de Monterrey (Méjico) para el intercambio de estudiantes y docentes e investigadores y otro similar con la Red de Universidades del Oeste Atlántico (RUOA), con sede en Nantes, que fomenta el intercambio con universidades francesas.

Así lo dieron a conocer en el Edificio de Sabatini de la Universidad de Castilla la Mancha los miembros de la Asamblea General de Rectores del Grupo 9 (G-9), presidida por Ernesto Martínez Ataz, rector de la UCLM, e integrada por rectores y vicerrectores de las universidades de Cantabria, Islas Baleares, Oviedo, Zaragoza, Extremadura, Zaragoza, País Vasco y Navarra.

También se autorizó la presencia como grupo en las principales ferias universitarias, como AULA (Madrid) y las de Méjico y Argentina. Además, Univalue G9 será la sociedad conjunta para promocionar y comercializar las patentes registradas por las universidades del grupo.

El Grupo está volcado en la cooperación al desarrollo y se explicaron las actuaciones dentro del proyecto «Mujeres jóvenes del África subsahariana: género, salud y liderazgo», llevado a cabo durante el mes de junio pasado, y avanzó los detalles sobre la próxima iniciativa de cooperación que el G-9 desarrollará en Kenia, Tanzania, Etiopía y Uganda, con el que se pretende promover la salud sexual y reproductiva, a través de un enfoque de equidad de género y teniendo en cuenta las necesidades y requerimientos de las autoridades de estos cuatro países. Una vez aprobado en Asamblea, presentarán el proyecto ante la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

Campus virtual

Otro destacado proyecto es el Campus Virtual Compartido (CVC-G9), que se puso en marcha el 16 de febrero de este año en las nueve universidades públicas que lo integran, y en el que participan más de 4.000 alumnos. Con estos datos, el CVC-G9 se ha situado a la cabeza de los Campus on-line interuniversitarios, tanto en número de alumnos como en el de asignaturas ofertadas, con un total de 87.

El G-9 se empezó a construir en 1997 y progresivamente se han sumado las universidades públicas que operan solas en sus respectivas Comunidades Autónomas, hecho que las confiere unas características únicas en los planos administrativo y organizativo.

Esto ha entrelazado su unión hasta convertirse en el mayor grupo interuniversitario de España, con el que pretenden fomentar las buenas prácticas de gestión, así como la búsqueda adecuada de soluciones para problemas comunes.