ABC

Falsifica un ticket de aparcamiento y se lo come para evitar ser denunciado

El conductor acabó en una comisaria de Toledo por presunta falsificación y desobediencia a la autoridad

J.V. MUÑOZ - LACUNA
Actualizado:

Los agentes de la Policía Local de Toledo están acostumbrados a atender todo tipo de incidencias pero lo ocurrido esta semana en la calle Maestros Espaderos, en el barrio de Poblado Obrero, ha superado sus experiencias más extremas, tal y como informa hoy el diario Norte de Castilla. Un conductor que había falsificado un ticket de aparcamiento para estacionar su coche por más tiempo del permitido llegó a comérselo para evitar ser denunciado. Sin embargo, no cumplió su objetivo porque los agentes de la Policía Local acabaron llevándoselo a una comisaría de la Policía Nacional para presentar una denuncia contra él por presunta falsificación y desobediencia a la autoridad.

Fue un controlador de los aparcamientos quien alertó a la Policía Local de la existencia de un ticket falsificado en el salpicadero de un vehículo estacionado en zona azul. Cuando los agentes avisaron a la grúa para que retirara el coche, llegó su propietario quien no se lo pensó dos veces para ingerir el falso ticket y eliminar así cualquier prueba de su falta.

Finalmente, el conductor fue denunciado por la Policía Local y dentro de unos días se someterá a un juicio rápido de faltas. Según fuentes de la empresa Dornier, la adjudicataria de los aparcamientos regulados en Toledo, todas las semanas suelen detectar tickets falsos o manipulados, lo que deriva en una denuncia contra el propietario del vehículo, que acaba asistiendo poco después como acusado en un juicio rápido por presunta falsificación.

Lee toda la información en Nortedecastilla.es