Imagen de las obras del nuevo hospital de Toledo
Imagen de las obras del nuevo hospital de Toledo - A. Pérez Herrera

Tercera adquisición de material para el nuevo hospital de Toledo

Se trata de una mesa de biopsia de mama digital, que tendrá un coste de 402.688 euros

ToledoActualizado:

Sigue la cuenta atrás para ver terminado el nuevo hospital de Toledo y, prueba de ello, es la tercera adquisición de material tecnológico, con un valor de 402.688 euros, aprobada este martes por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.

En concreto, la nueva adquisición anunciada por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, es una mesa de biopsia de mama por estereotaxia digital prona que tiene varias novedades. Entre ellas, ha destacado que ofrecerá imágenes en 3D -hasta ahora lo hacía en 2D-, «lo cual mejorará la precisión, el tiempo y, en definitiva, la rapidez en el diagnóstico del cáncer de mama».

Después de la exploración del mamógrafo con tomosíntesis, la imagen llegará directamente a esta mesa de biopsia, ha explicado Jesús Fernández, quien además ha subrayado que esta nueva adquisición disminuirá el tiempo de radiación para las pacientes.

En esta misma línea, el consejero de Sanidad ha anunciado, como ya se comprometió el Consejo de Gobierno en una reunión celebrada en Marchamalo (Guadalajara) el pasado 12 de marzo, la ampliación del PET-TAC móvil de medicina nuclear del hospital de Guadalajara y Albacete. Algo que ahora se ampliará también para los hospitales de Toledo, Talavera de la Reina, Cuenca y el Mancha Centro en Alcázar de San Juan.

Con el PET-TAC móvil el consejero, ha informado se ha atendido a 600 personas y se ha evitado su desplazamiento a Ciudad Real, cuyo hospital es el único de la región que tiene esa tecnología, o a Madrid. Este aparato permite hacer la exploración en cualquier lugar de la región y, a través de la red NumisCAM de medicina nuclear, se envía la imagen y se puede leer por los médicos del servicio de medicina nuclear de Ciudad Real para después, desde allí, distribuir la imagen y el informe a todos los centros sanitarios de la región. Aun así, ha asegurado que la región va a tener medicina nuclear en todas las capitales de provincia cuando se terminen los nuevos hospitales.

Fernández también ha recordado la adquisición de siete aceleradores lineales para el tratamiento del cáncer que, sumados a los siete mamógrafos con tomosíntesis ya instalados, es lo que se ha comprado o se va a adquirir con el dinero de la Fundación Amancio Ortega. Ya se han comprado los cinco primeros, que irán, uno a Ciudad Real (que ya tiene uno), dos a Albacete y dos a Toledo, mientras que los dos que faltan por comprar se instalarán en Guadalajara y Cuenca.