Talavera acumuló 417 de los 625 nuevos parados de la comarca en septiembre

Actualizado:

G. A. M. G.

TALAVERA. La situación del desempleo en Talavera es alarmantemente creciente. La ciudad acumuló en septiembre a 417 de los 625 nuevos parados de la comarca, según datos del INEM, de modo que la cifra total de talaveranos en busca de trabajo alcanza ya a 7.816 personas de un total comarcal de 12.054.

No es mejor la situación en la localidades de la zona que abarca la oficina del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (Sepecam), donde se tramitan estas situaciones. Las poblaciones mayores son también las que más paro padecen: Alcaudete de la Jara (137), Calera y Chozas (358), Cazalegas (124), Malpica (174), Mejorada (118), Navalcán (274), Los Navalmorales (147), Los Navalucillos (158), Oropesa (155), Pepino (109), Pueblanueva (191), Puente del Arzobispo (122), Segurilla (107) y Velada (223).

Pero es que los pequeños núcleos de población también se ven afectados sensiblemente por la falta de trabajo y refleja la situación económica que atraviesa toda la zona, por lo demás endémica en las últimas décadas, aunque ahora más notable y penosa con cifras históricas.

Así, en Caleruela hay seis parados; en La Estrella, Retamoso y Garciotún, cinco respectivamente; en Marrupe, Nuño Gómez, Sartajada y Sotillo de las Palomas, ocho; siete en Puerto de San Vicente y hasta en Navalmoralejo hay tres personas en que buscan un puesto de trabajo.

La mayor parte de los desempleados dependían del sector de la construcción. Coformaban en buen número los viajeros de la furgonetas que trasladaban cuadrillas a Madrid y el norte de la provincia de Toledo. Y también quienes trabajan en la industria y servicios auxiliares de la construcción. También están afectados los operarios, y en ocasiones los propietarios, de explotaciones ganaderas desaparecidas en el último año.

La falta de yacimientos alternativos de empleo a la construcción plantea un futuro incierto al mercado laboral local y comarcal, que ya se ha dejado sentir en el sector de servicios, la otra gran fuente de trabajo en la zona.

Mientras tanto, todas las mañanas se forman largas colas en la oficina del Sepecam en Talavera, donde no dan abasto para atender la demanda de prestaciones que se plantea cada día.