Un sindicato denuncia el «abandono» del ferrocarril convencional

Actualizado:

ABC

TOLEDO. El Sindicato Federal Ferroviario de la Confederación General del Trabajo (SFF-CGT) de Toledo denunció ayer públicamente el abandono del ferrocarril convencional en la provincia de Toledo por parte de las administraciones central, autonómica y local.

El sindicato afirmó en un cominicado que mientras que se habla de la ampliación de las cercanías de Madrid hasta Illescas y Pantoja, lo que «aplaudimos», «se oculta el abandono de otras líneas». Citan el cierre de estaciones como Villamiel de Toledo, que desde el 6 de mayo figura como estación cerrada y sin personal adscrito; la de Erustes, que la precedió y que no se abre desde hace cinco años, y otras que amenazan con cerrarse en principio por la noche como Villaluenga y Villacañas.

Esto, según el CGT, afecta a la regularidad, pues se aumentan «escandalosamente» los retrasos ante una incidencia y al número de trenes que pueden circular por la línea.

Por ello, «desde el SFF-CGT pedimos que se mejoren los servicios de trenes en número y horario, como vienen reclamando los vecinos de localidades como Talavera, Torrijos, Villaluenga, Erustes, Montearagón y de otros pueblos de la comarca, trenes que también se pagan con sus impuestos y que ven sin embargo, un ferrocarril cada vez mas abandonado, cerrado y en vía muerta».

Una vieja propuesta

El sindicato, que seguirá luchando por el ferrocarril convencional, recuerda que hace años presentaron a los sectores sociales su modelo de ferrocarril para Toledo y Madrid, en el que proponían la ampliación del servicio de cercanías de Madrid hacia Toledo, pero, además, el mantenimiento del ferrocarril convencional Madrid-Toledo, que «se ha desmantelado».