Fotografía de la operación distribuida por la Guardia Civil
Fotografía de la operación distribuida por la Guardia Civil

Seis detenidos que cultivaban marihuana en Toledo y vendían en otros países

Los arrestos se han llevado a cabo en Le Boulou (Francia), Lozoyuela (Madrid) y en las localidades toledanas de Esquivias, Illescas y Ugena

Se han efectuado dos registros domiciliarios en Esquivias e Ugena, donde se encontró un laboratorio de marihuana con 1.400 plantas y más de 85 kilos de esta droga envasada al vacío

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil ha detenido a seis personas que pertenecían a un grupo criminal, que cultivaban marihuana en la provincia de Toledo y después la transportaban a otros países de la UE. Se les ha intervenido más de 85 kilos de marihuana y se ha desmantelado una plantación con 1.400 plantas.

Las detenciones se han llevado a cabo en Le Boulou (Francia), Lozoyuela (Madrid) y en las localidades de Esquivias, Illescas y Ugena en Toledo. Además, se han efectuado dos registros domiciliarios en Esquivias y Ugena, donde ha sido hallado el laboratorio de marihuana con las 1.400 plantas y más de 85 kilos de esta droga envasada al vacío y preparada para su transporte.

A principios de 2018, el Equipo de Delincuencia Organizada (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo inició una investigación sobre las personas que frecuentaban una nave alquilada en el polígono industrial El Cristo, de la localidad de El Viso de San Juan, ante su posible relación con una organización delictiva dedicada a la elaboración, cultivo y venta de estupefacientes, lo que dio origen a la «Operación Breo».

Durante meses de investigación, la Guardia Civil comprobó que se trataba de un grupo delictivo perfectamente estructurado y organizado, formado por ecuatorianos y polacos, con funciones específicas.

Los ecuatorianos serían los encargados del cultivo y la elaboración de los estupefacientes, mientras que los polacos serían los responsables de su traslado a países de la Unión Europea, por lo que permanecían largos periodos de tiempo fuera de España.

Una vez comprobada la actividad delictiva de estas personas, la operación se desarrolló en distintas fases. A través de Europol, la Guardia Civil informó a las autoridades francesas sobre las actividades de esos delincuentes. Luego, el 30 de septiembre, se realizó la primera detención en la localidad francesa de Le Boulou durante un control policial.

Un mes más tarde, la Guardia Civil interceptó otro transporte y detuvo a otro delincuente, el 31 de octubre, cuando circulaba con un camión por la autovía A-1 dentro del término municipal de Lozoyuela. En el interior del vehículo, 25 kilos de esta droga ocultos entre la carga.

Los agentes de la Guardia Civil de Toledo culminaron esta operación en enero, con cuatro detenciones en Ugena, Esquivias y en la urbanización El Señorío de Illescas. Además, realizó dos registros domiciliarios en Ugena y Esquivias, donde hallaron documentación vinculante entre los detenidos y otros 35 kilos de marihuana envasada al vacío.

También se desmanteló la plantación interior con 1.400 plantas y material, por un valor de 30.000 euros, instalado dentro de una vivienda que tenía enganchada la luz de forma ilegal.