El retraso de las obras hará que Marquesitas no entre en servicio durante el verano

M. VEGA/
Actualizado:

TOLEDO. La obra del embalse de Marquesitas, que abastecerá a Buenaventura, Montesclaros, La Iglesuela y Sartajada, está finalizada en un 80 por ciento, según confirmó ayer a ABC el vicepresidente de la Diputación de Toledo y delegado del Área de Cooperación, Infraestructuras, Obras y Servicios, Gustavo Figueroa.

«Los 30 kilómetros de tubería ya están puestos, también están listas las depuradoras y los sistemas de bombeo», explicó el diputado, quien matizó que «es un interrogante» si el embalse estará finalizado este verano para abastacer a los citados municipios.

Y es que las obras se han retrasado por los problemas surgidos con los propietarios de los 67.000 metros cuadrados donde se construirá la balsa, la empresa Lemasan S.A., de La Iglesuela, que presentó una serie de alegaciones a la Diputación Provincial, promotora del proyecto.

Estas objeciones fueron desestimadas por la Junta de Gobierno de la institución provincial, que el pasado 7 de abril remitió todo el expediente a la Consejería de Administraciones Públicas para que declare la urgente ocupación de los terrenos.

En el momento que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha apruebe la expropiación, la empresa adjudicataria «se emplearía a fondo», matiza Figueroa, para que el embalse estuviera cuanto antes. «Si llegará a tiempo o no es un interrogante, mientras tanto estos pueblos tendrán todo el apoyo de la Diputación en lo que necesiten, como ha sucedido otros veranos», concluyó el vicepresidente de la Diputación de Toledo.