IU se «reconcilia» con Azucaica y se compromete a volcarse con el barrio

Actualizado:

VALLE SÁNCHEZ

TOLEDO. Los concejales de Izquierda Unida, Aurelio San Emeterio y Carmen Jiménez, han visitado el barrio de Azucaica. Acompañados por el presidente de la Asociación «La Candelaria», Andrés García Borja, y otros representantes vecinales, los dos concejales del equipo de gobierno del Ayuntamiento estudiaron a pie de calle las necesidades más urgentes de Azucaica, un barrio que vivió con gran polémica la pasada legislatura el asunto del cupo de viviendas que estableció José Manuel Molina para los residentes y que IU llevó a los tribunales.

Aunque este asunto aún colea ya que las viviendas siguen vacías a la espera de una resolución judicial definitiva que tarda en llegar, los concejales de IU trasladaron a los vecinos su preocupación por dar solución a los problemas históricos que arrastra esta zona de la ciudad, con carencias en numerosos servicios.

Según explicó Aurelio San Emeterio ayer a ABC, la visita se enmarca dentro de la línea de trabajo de su grupo de ir conociendo las necesidades de cada barrio y contactar personalmente con los vecinos. Reconoció que Azucaica tiene problemas desde hace muchos años que no se pueden solucionar en una única legislatura, pero sí se comprometió a ir poco a poco dando respuesta a los problemas.

De hecho, el concejal de IU explicó que ya se está trabajando de manera «intensa» en el barrio a través de distintos proyectos, como la construcción de 35 viviendas en alquiler para jóvenes que ya está adjudicado pero que se encuentra a la espera de que la Junta de Comunidades conceda el visado a estas viviendas, que tendrán carácter de VPO, y que contarán con garaje. Su alquiler rondará los 300 euros mensuales, lo que permitirá a los jóvenes que accedan a este proyecto municipal pionero poder independizarse y, a la vez, ahorrar para adquirir, si lo desean, una vivienda en propiedad.

Asimismo les comunicó a los vecinos su intención de adecentar un local propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda, -de la que San Emeterio es vicepresidente-, para que pueda ser utilizado para usos comerciales, una de las carencias más importantes del barrio. San Emeterio se comprometió también a terminar la obra de un jardín proyectado en el entorno de las 122 viviendas que construyó la Empresa Municipal de la Vivienda, un asunto que está pendiente desde el pasado verano.

Mientras, desde la Asociación de Vecinos «La Candelaria» se exige al equipo de gobierno que mejore los accesos al barrio y también los servicios que se prestan que, según afirman, son inferiores a los de otros barrios toledanos. También solicitan arreglo de calles, aceras y jardines.