Vista de Toledo desde el cerro de la Virgen de la Cabeza, con las rocas sobre las que se eleva su casco
Vista de Toledo desde el cerro de la Virgen de la Cabeza, con las rocas sobre las que se eleva su casco - A. Pérez Herrera

El gas radón, a debate en Toledo en una jornada informativa

El Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha acoge un acto organizado por la empresa Sika España para informar sobre este problema y sus soluciones

ToledoActualizado:

Numerosos estudios científicos están alertando, cada vez más, del peligro de una prolongada exposición de una persona al gas radón. Muy pocos conocen esta palabra o alguno puede que lo recuerde de sus años de estudios, cuando uno tenía que saberse de memoria la tabla periódica de los elementos químicos. Quien acuda a sus apuntes de Bachillerato, podrá saber que es un elemento químico -con número 86 y símbolo Rn- perteneciente al grupo de los gases nobles, que en su forma gaseosa es incoloro, inodoro e insípido y, en forma sólida, su color es rojizo.

Sin embargo, lo que muchos desconocen es que el radón es un gas radiactivo que se origina de forma natural en rocas y, al descomponerse, puede estar presente en cantidades tóxicas en los espacios que habitamos. De hecho, tal y como explica a ABC Enrique Sanz, doctor en Mineralogía Aplicada por la Universidad Complutense de Madrid, «las evidencias científicas indican que una exposición continuada a concentraciones elevadas de gas radón puede causar cáncer de pulmón».

«El radón no presenta niveles altos al aire libre, pero en las viviendas tiende a acumularse y puede alcanzar niveles tóxicos para la salud humana», advierte el también socio de Geomnia Natural Resources. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa de que a este elemento químico se le atribuye ser uno de los principales causantes de cáncer de pulmón, junto con el consumo de tabaco. Al inhalar aire con alta concentración de gas radón, sus partículas alfa se depositan en el tracto respiratorio, ocasionan la irradiación de los tejidos y provocan lesiones en las células.

Para concienciar, que no alarmar, de esta cuestión, la sede del Colegio de Arquitectos de Toledo (calle Santa Úrsula, 11) acoge a partir de las 16.00 horas de este miércoles una jornada informativa organizada por la empresa Sika España bajo el título «El gas radón: un problema de salud ambiental». Según informa a ABC el responsable de productos de esta empresa, Cristóbal López, ya hay inscritos más de 30 profesionales del sector de la construcción e incluso algún ciudadano particular que escucharán las últimas novedades sobre este asunto y sobre las posibles soluciones y medidas a adoptar en boca de los estudiosos e investigadores en la materia.

Entre esas informaciones que los asistentes a la jornada conocerán, está el nuevo anexo -que de momento es un borrador y está a expensas de aprobarse- referente al gas radón en el código técnico de edificación, que es el que utilizan los arquitectos y constructores para la redacción de sus proyectos. Dentro de la Unión Europea hay una normativa referente a esta cuestión y ahora cada país tiene que adaptarla en su territorio en función a las leyes municipales.

Categorías de exposición potencial al gas radón radón en la provincia de Toledo
Categorías de exposición potencial al gas radón radón en la provincia de Toledo - CSN

El umbral que marca el peligro de exposición al gas radón son los 300 becquerelios por metro cúbico (Bq/m3), que se corresponden a las 300 desintegraciones por segundo de átomos de radón en un volumen de aire de un metro cúbico. En cualquier caso, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) desarrolló un mapa predictivo de exposición doméstica al radón en España. Comprende tres categorías que representan la probabilidad de exposición exposición potencial al radón: 0 o baja (<150 Bq/m3), 1 o media (150-300 Bq/m3) y 2 o alta (>300 Bq/m3). Este mapa se basa en el Proyecto Marna (Mapa de radiación gamma natural en España) y su correspondencia con el contenido de radón en el suelo, estableciéndose matemáticamente su correlación con concentraciones potenciales de radón en viviendas.

Tal y como indica el CSN, «el mapa predictivo tiene utilidad para planificar las estrategias de protección a nivel nacional, regional o local, pero no sustituye en ningún caso a las mediciones directas en las viviendas, que son el único indicador fiable del riesgo para la salud de cada individuo». Para ello, durante esta jornada Ángel Sánchez Malo, geólogo de Geomnia Natural Resources SLNE, dará a conocer las mediciones que esta empresa ha realizado en viviendas de diferentes zonas del país. Y la ciudad de Toledo y la provincia son puntos con gran presencia de gas radón.

Dos profesionales del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja -dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-, como Pilar Linares Alemparte y Borja Frutos Vázquez, serán los encargados de explicar los últimos trabajos de investigación y las posibles soluciones constructivas para el gas radón. En este sentido, uno de los productos que comercializa Sika, la empresa organizadora de esta jornada, es una lámina que se utiliza en la cimentación y en la impermeabilización de edificios que, además, tiene el valor añadido de que es impermeable también al gas radón.

«Aun así -tranquiliza Cristóbal López-, no pretendemos crear alarmismo entre la ciudadanía, sino que es una jornada informativa, como las que hemos realizado en la sierra de Madrid -otra zona muy proclive también-, con la que queremos que la gente se conciencie de la presencia de este gas, aunque para llegar a sufrir las consecuencias de sus componentes, una persona tiene que tener una exposición prolongada al mismo».