En la imagen, las máquinas empleadas para la realización de los trabajos. J. R. C.

Quejas por el retraso de las obras de la carretera Portillo-Santa Cruz

B. YUSTE
Actualizado:

TOLEDO. Los vecinos de Fuensalida, Portillo y Santa Cruz del Retamar han manifestado sus quejas por el retraso de las obras de la carretera CM-4011 que une estas tres poblaciones. Según aseguran, los trabajos de acondicionamiento de la vía, financiados por la Delegación Provincial de Obras Públicas, han sufrido una ralentización considerable en los últimos días, lo que provocará una demora en su finalización y, en consecuencia, en el uso de la carretera por parte de los conductores, que ahora se ven obligados a recurrir a trayectos alternativos.

Desde el departamento provincial de Obras Públicas, el delegado, Santiago García Aranda, manifestó ayer a ABC que la «pequeña demora» de estas obras se debe únicamente a las tormentas caídas en los pasados días, y que han impedido trabajar a los operarios contratados para ejecutar este proyecto.

El arreglo afecta a un tramo de 8.900 metros de longitud y tiene por objeto reforzar el firme de la vía, el acondicionamiento de las tres travesías y la habilitación de vías de servicio. Los trabajos, cuya finalización está fijada -según consta en la memoria de obras- para el 28 de febrero del próximo año, cuentan con un presupuesto total de 3.265.588,71 euros.