El próximo curso se crearán 13 centros escolares, seis en la provincia de Toledo, con 5.000 plazas y 176 profesores

P. HERNÁNDEZTOLEDO. Uno de los acuerdos del Consejo de Gobierno de esta semana ha sido la aprobación de un decreto para crear 13 nuevos centros educativos para el próximo curso, con una inversión de

Actualizado:

P. HERNÁNDEZ

TOLEDO. Uno de los acuerdos del Consejo de Gobierno de esta semana ha sido la aprobación de un decreto para crear 13 nuevos centros educativos para el próximo curso, con una inversión de 61 millones de euros, que permitirán aumentar la oferta de plazas escolares en 5.000 puestos, así como la plantilla de profesores, que se incrementará en 176 docentes.

En la provincia de Toledo se harán cuatro colegios de Infantil y Primaria, situados en Carranque, Numancia de la Sagra, Yuncos y Sonseca, así como dos Institutos de Enseñanza Secundaria en Camarena y Recas.

Según indicó ayer el vicepresidente del Gobierno regional, Fernando Lamata, desde que la Comunidad Autónoma asumió las competencias en Educación, se han creado 161 nuevos centros escolares, un 17% de los existentes, y se ha aumentado en un 32% la plantilla de profesores, hasta llegar a más de 27.500. Las plazas de escolares han pasado de 281.000 a 327.000.

Otro de los convenios destacados por Lamata ha sido el que permitirá reservar 100.000 estancias temporales en residencias de la región durante este año para personas mayores que tengan que recuperarse de una enfermedad, una intervención quirúrgica o porque su cuidador habitual no pueda atenderles durante un tiempo determinado.

Para ellos se suscribirá un acuerdo con la Asociación de Residencias de la Tercera Edad (Artecam) y podrán beneficiarse de esta iniciativa unas 3.000 personas que podrán estar en estos centros entre 5 y 120 días. El gasto previsto es de 4,9 millones de euros.

También se ha aprobado un decreto que establece multas que pueden llegar hasta los 90.000 euros por daños y perjuicios causados sobre las especies de fauna amenazada. Con ello se trata de evitar actividades ilegales como el furtivismo, el trampeo, la destrucción de nidos o los vertidos.

Entre las nuevas «valoraciones de especies» realizadas por la Consejería de Medio Ambiente destacan las catalogadas en peligro de extinción, como el lince ibérico, con 90.000 euros de multa, o el águila imperial, el águila perdicera o la cigüeña negra, con 60.000 euros.

Además de ordenarse la constitución de la Empresa Regional de Suelo y Vivienda de Castilla-La Mancha, como ya informábamos ayer, el Consejo de Gobierno ha autorizado la participación de la Junta en la Fundación «Factoría de Emprendedores», cuyo objetivo es motivar el espíritu emprendedor de los jóvenes para la creación de empresas.