Las procesiones penitenciales miran al cielo

Las procesiones penitenciales miran al cielo

Actualizado:

S. RUIZ, S. DORADO

TOLEDO. El mal tiempo meteorológico que se anuncia para hoy en la provincia -gran probabilidad de lluvias para esta tarde- no deslució ayer en Toledo las procesiones del Domingo de Ramos y de la imagen de Cristo Rey en su entrada triunfal en Jerusalén, vulgarmente llamada «La borriquita».

Por la mañana, Braulio Rodríguez ofició los cultos litúrgicos por primera vez como arzobispo primado. Bendijo palmas y ramos en el atrio de la Puerta del Reloj de la catedral, acto al que asistió numeroso público y varios miembros de la Corporación municipal.

Por la tarde, la procesión de «La borriquita» estuvo presidida por el párroco de la iglesia de las santas Justa y Rufina, José Antonio Martínez, y el hermano mayor de la cofradía de la Virgen de las Angustias, José María Romero. El vicealcalde del Ayuntamiento de Toledo, Ángel Felpeto, y los concejales Rafael Perezagua y Marisa Martínez portaron sendas palmas detrás de la imagen, seguida también por numeroso público.

Hoy comienzan las procesiones penitenciales de la Semana Santa toledana, que cada año constituyen una lección de penitencia, oración contemplativa y predicación callejera de la Pasión de Cristo que hallan su atmósfera justamente apropiada en cobertizos silentes, plazas recoletas y encrucijadas legendarias que ya de por sí son una permanente expresión piadosa con sus humilladeros y cruces murales con guardapolvos.

Por tan estrechas calles discurren que los vecinos pueden tocar piadosamente desde sus balcones las cruces, sudarios y mantos de cristos agónicos y legendarios y de vírgenes con caras bañadas en lágrimas y rostros con dolor sereno.

A las 19.30 horas, el Vía Crucis presidido por la imagen del Santísimo Cristo de la Vega partirá de su basílica y llegará a la catedral después de pasar por la subida de la Cava (zig-zag), Puerta del Cambrón, San Juan de los Reyes, Santo Tomé, Ciudad, Plaza del Ayuntamiento, Cardenal Cisneros, catedral entrando por la Puerta Llana, donde permanecerá hasta el primer minuto del Viernes Santo. Luego regresará a su basílica en procesión.

Nuevo en la ciudad

Cristo Nazareno Cautivo, que sale por primera vez, partirá a las 21.00 horas de la catedral primada para recorrer el siguiente itinerario: salida por la Puerta Llana, Cardenal Cisneros, Plaza del Ayuntamiento, Arco de Palacio, Hombre de Palo, Comercio, Plaza de Zocodover, Cuesta de Carlos V, Plazas de Horno de los Bizcochos y de la Magdalena, Tornerías, Plaza Mayor, Sixto Ramón Parro y Cardenal Cisneros, entrando de nuevo en el templo primado por la Puerta Llana. La imagen, portada por sus cofrades, es de tamaño natural, policromada y esculpida en madera de cedro por el jienense Antonio José Martínez.

A las 23.30 horas partirá de la iglesia de San Andrés la imagen del Santísimo Cristo de la Esperanza, que comenzó a desfilar en las procesiones de Semana Santa en 1984. Su cofradía había sido refundada el año anterior. Desde entonces, a la salida del Crucificado a la recoleta plaza de San Andrés se produce un silencio sobrecogedor, fervoroso y penitente entre los creyentes y expectante y respetuoso entre los curiosos, sólo quebrado a partir de 1994 por las voces jóvenes que lanzan al cielo toledano las notas de un motete (salmo cantado) como homenaje al Redentor. Son las voces del coro del Seminario Mayor de la ciudad, dirigidos por el maestro de Capilla de la catedral primada.

Horquillas y salmos

La procesión, en forma de Vía Crucis, se pone en marcha y el sepulcral silencio que reinará en el recorrido sólo será roto por el resto de las estaciones del Vía Crucis y el choque de las horquillas en los guijarros y adoquines del recorrido que quieren convertirse en salmos penitenciales. Hasta 1889 el acto penitencial finalizaba en la iglesia de San Cipriano y, a partir de ese año, en la de San Andrés.

La procesión recorrerá el siguiente itinerario: salida de la iglesia de San Andrés, callejón de Santa Isabel, Plaza del Rey Don Pedro, Santa Isabel, Plaza del Ayuntamiento, Arco de Palacio, Santa Úrsula, Callejón de Santa Úrsula, Ciudad, Santa Isabel, Plaza del Rey Don Pedro, Callejón de Santa Isabel, Plaza de San Andrés para llegar a la iglesia del mismo nombre.