El PP se plantea su continuidad en la Mancomunidad de la Sagra Alta porque se siente desplazado

Actualizado:

IGNACIO M. PRADA

TOLEDO. La Mancomunidad de la Sagra Alta se encuentra en crisis. Según afirmó ayer Antonio Fernández Redondo, alcalde de Cobeja, en nombre de todos los ayuntamientos del Partido Popular que la componen, «nos estamos planteando nuestra relación con la mancomunidad».

La última discrepancia con Alejandro Pompa de Mingo, presidente de la Mancomunidad y alcalde de Carranque por el PSOE, ha sido debida a la aprobación de un convenio que, a juicio del PP, «beneficia únicamente a los intereses de un sólo municipio (Illescas)». Los «populares» no entienden cómo una mancomunidad, que afecta a los intereses de catorce pueblos, aprueba medidas que no cuentan con el apoyo unánime de los componentes.

El convenio objeto del conflicto, que se aprobaría hoy si aglutinan los votos del PSOE e IU, «hará que la Mancomunidad asuma competencias descabelladas», según Gregorio Rodríguez, alcalde de Yuncos (PP). Y es que la indignación «popular» es todavía mayor si las competencias se asumen en tiempos de crisis económica y con una «mancomunidad deficitaria» porque «obligará ineludiblemente a aumentar los impuestos».

El alcalde de Yuncos instó a la revisión de las competencias que asume la mancomunidad, puesto que «hay materias que, a pesar de que las gestionamos nosotros, tendrían que estar a cargo de la Junta de Comunidades o, si no, el Gobierno de la región deberá destinar las correspondientes partidas presupuestarias con los ayuntamientos».

Déficit de la mancomunidad

Inicialmente, esta agrupación fue creada para abastecer y sanear el agua de catorce municipios de la Sagra Alta, pero «no sólo nos estamos haciendo cargo de cosas que no nos corresponden, sino que, además, financiamos la deuda de 450.000 euros que la empresa Aqualia-gestora de los recursos hídricos de la comarca- tiene contraídos con la mancomunidad».

Además, Gregorio Rodríguez y Antonio Fernández Redondo explicaron los planes «unilaterales» que el Ayuntamiento de Illescas tienen con la Junta de Comunidades. En este municipio se pretende llevar a cabo entre 2009 y 2012 un plan de acceso a la vivienda que conllevará la construcción de numerosos inmuebles. Según los responsables del PP, el alcalde de Illescas y presidente de la Diputación de Toledo, José Manuel Tofiño, quiere usar la mancomunidad como mediadora en la gestión de este plan, a cambio de unas contrapartidas económicas, algo que, a juicio del PP, «está llevando a la mancomunidad a una situación insostenible».

La Mancomunidad de la Sagra Alta está compuesta por los Consistorios de Borox, Cedillo del Condado, Esquivias, Numancia de la Sagra, Pantoja, Ugena, Yeles, Carranque, Cobeja, Illescas, Palomeque, Seseña, El Viso de San Juan y Yuncos.