El PP exige a Barreda el arreglo de la carretera de Oropesa a Candeleda

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

ABC

TOLEDO. El portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Toledo, Jaime Ramos, y el diputado provincial de la zona de la Campana de Oropesa, José Luis Rivas, mostraron ayer su preocupación ante la decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha, que preside José María Barreda, de no incluir un año más en los Presupuestos Generales para 2010 ninguna partida destinada al acondicionamiento de la carretera CM-5150, que une Oropesa con Candeleda (Ávila), y cuyo estado es ya «totalmente insostenible».

Para Ramos, el Gobierno de Barreda «se está luciendo con ésta comarca», cuyos habitantes aún se abastecen con garrafas y «ahora en los presupuestos se deja olvidada una carretera que ya ha prometido su arreglo demasiadas veces», destacó el portavoz del PP.

«Indignante»

Ramos y Rivas afirmaron que es «indignante» que el Partido Socialista siga dando la espalda a ésta zona de la provincia, cuyas carencias en infraestructuras son constantemente denunciadas por parte de los populares. Además, se ha excluido el arreglo de los poco más de 21 kilómetros del Plan Extraordinario de Refuerzos de Carreteras en la Red Autonómica de Castilla-La Mancha, 2008-2011.

Los diputados provinciales exigieron a Barreda que rectifique e incluya en los presupuestos regionales una partida para acondicionar esta carretera. Lamentaron además que el alcalde socialista de Oropesa, Juan Antonio Morcillo, «siga callado ante el maltrato al que somete a esta comarca la Junta de Comunidades, que no tiene ningún reparo en mantener el tramo que discurre por Castilla-La Mancha en un estado tercermundista, mientras el tramo que compete a Castilla y León se encuentra totalmente acondicionado».

Recordaron que el arreglo de esta carretera se lleva esperando en la zona desde hace más de diez años, ya que se encontraba incluida en el II Plan Regional de Carreteras 1998-2008, aunque nunca se llevó a cabo el acondicionamiento de la vía.

Por último, Ramos aseguró que «no nos vamos a quedar quietos» y se comprometió a llevar a cabo todas las acciones posibles para conseguir que el acondicionamiento de la carretera CM-5150, que une la provincia de Toledo con el Valle del Tiétar, se lleve a cabo de una vez por todas y se acabe así con el peligro que supone la actual vía.