El PP acusa al alcalde de Hormigos de levantar su casa en terreno rústico, pero Solórzano lo niega

ABC/
Actualizado:

TOLEDO. El PP de Hormigos denunció ayer, en un comunicado, la construcción ilegal de diez viviendas en suelo rústico con el consentimiento del alcalde, el socialista Basilio Damián Solórzano, quien, además, «se ha construido en esos mismos terrenos la casa donde vive».

Según los populares, que cuentan con dos de los siete concejales en el Consistorio, la urbanización de la zona se ha llevado a cabo sin respetar ninguna norma y ha sido el Ayuntamiento el que ha corrido con los gastos de pavimentación, alcantarillado y alumbrado, cuando «ni siquiera se han hecho cesiones al Ayuntamiento, como debe hacerse según marca la ley», asegura el PP.

El alcalde, sin embargo, niega esas acusaciones y afirma que su casa se levanta sobre terreno urbano, como así se contempla -añade- en el Plan de Ordenación Urbana aprobado inicialmente, un extremo que el PP rebate: «El POM no ha sido aprobado».

Según Solórzano, no es necesario que se realice antes un Plan de Actuación Urbanizadora (PAU), como dice el PP, ya que la superficie «ha entrado \ como terreno urbano directo, al estar junto al pueblo y tener agua, luz y alcantarillado». El alcalde asegura que el asunto colea desde que Pablo Rioja Lobato está al frente del PP, aunque «todo el mundo sabe que es mentira. Esto viene por que el que vendió los terrenos es el padre de un concejal mío y a los del PP no les gustó».