Playa de Cádiz, destino vacacional de Milagros Tolón
Playa de Cádiz, destino vacacional de Milagros Tolón - ABC

Los políticos se van de vacaciones

La costa española y, como segunda opción, los pueblos son los destinos de vacaciones preferidos de los políticos castellanomanchegos, aunque también los hay que este año se irán más lejos, hasta los Alpes suizos. Eso sí, vacaciones cortas

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La costa española y, como segunda opción, los pueblos son los destinos de vacaciones preferidos de los políticos castellanomanchegos, aunque también los hay que este año se irán más lejos, hasta los Alpes suizos. Eso sí, vacaciones cortas porque la región tampoco se paraliza en agosto.

Este verano de 2016, tras un año político intenso en el que aún no se ha conformado gobierno en España y ha habido que repetir las elecciones, los políticos de Castilla-La Mancha necesitan unos días de descanso para cargar las pilas, con la perspectiva de que el próximo curso no va a ser más sencillo.

Miembros del Gobierno regional, alcaldes, diputados, senadores... Prácticamente todos cogerán vacaciones en el mes de agosto, pero como mucho de una semana y pendientes del teléfono por si hay que volver al despacho.

El presidente autonómico, Emiliano García-Page, pasará unos días a principios de agosto en la playa, como suele hacer todos los años, acompañado de su familia.

Y es que estar con la familia en vacaciones es el denominador común de todos los dirigentes políticos, también el del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, que un verano más irá a su apartamento en La Manga, en Murcia, con su familia.

Le acompañarán su mujer y sus tres hijos, pero con quien le apetece especialmente estar es con su nieto de seis años, que también le acompañó a votar en las últimas elecciones.

Cádiz ha sido el destino elegido este año por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, adonde viajará unos días antes de las fiestas de agosto junto a su marido y sus dos hijos.

A poco más de 200 kilómetros, en Mijas (Málaga), estará durante la primera semana de agosto el alcalde de Albacete, Javier Cuenca, con su mujer y sus dos vástagos; mientras que casi en la otra punta del país, en La Mariña (Lugo), pasará unos días a finales de agosto el alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, con su mujer y sus dos hijas.

Allí tiene previsto leer, hacer deporte y algo de turismo y, sobre todo, relajarse y desconectar porque quiere "mucha tranquilidad".

Lo mismo buscan los alcaldes de Cuenca y Guadalajara, aunque aún no han decidido destino. El regidor conquense, Ángel Mariscal, está buscando a través de una agencia de viajes "algún destino en España" donde poder visitar una ciudad y también hacer rutas por la montaña, aprovechando que sus hijos están emancipados y ya no tienen que ir a la playa.

Y el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, que actualmente compatibiliza su labor de primer edil con la de médico, solo se irá un fin de semana largo a realizar turismo urbano por "alguna ciudad monumental" del territorio español.

Tampoco sabe dónde irá la portavoz del grupo socialista en las Cortes regiones, Blanca Fernández, que lo único que tiene claro es que "serán unas vacaciones en familia y pensadas para que disfruten los niños".

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ya se ha ido una semana de julio con su marido y sus hijos a la costa mediterránea y tiene previsto disfrutar de siete días más de descanso después de las fiestas de agosto, probablemente, en una ciudad europea.

El que sí sabe seguro que saldrá de España, hasta los Alpes suizos, es el diputado socialista en las Cortes regionales Emilio Sáez, con su mujer y sus hijos de 12 y 9 años, con quienes tiene previsto hacer parapente.

Su compañero de bancada Rafael Esteban pasará la próxima semana viajando: llevará a su mujer y a sus dos hijos a Cullera (Valencia), volverá para estar el jueves en la comisión de investigación de las Cortes y retornará a la playa el fin de semana. El resto del verano lo pasará en su pueblo, Marchamalo (Guadalajara), donde es alcalde.

Al secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, lo que más le gusta es repartir su tiempo de vacaciones entre su pueblo, Miguel Esteban, y el de su mujer, Villafranca de los Caballeros, ambos en la provincia toledana.

A Tirado se le ilumina la cara cuando habla de las partidas de mus, de las lagunas de Villafranca, de pasear con la familia y los amigos, del vino de La Mancha y de las visitas a los pueblos vecinos.

Lo mismo le ocurre a la portavoz regional del PP y senadora, Carmen Riolobos, quien pasará la mayor parte del verano en el pueblo cacereño de su marido, Herreruela, y también tiene en su agenda dar el pregón de las fiestas de su pueblo, El Torno. Además, irá una semana a la playa con su marido y sus hijos, posiblemente, a la costa levantina.

Una semana también pasará en julio de vacaciones el portavoz del grupo parlamentario popular, Francisco Cañizares, junto a su familia y su perro, en un apartamento de Málaga.

Al secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, lo que le gusta es la montaña y, aunque aún no ha decidido sus días de vacaciones, sabe que serán pocos y que incluirán la visita a su familia en Barcelona y, si es posible, una escapada a las montañas del Pirineo, donde buscará "silencio" y "libros".

A "coger energía" a un pueblecito de la sierra de Alcaraz llamado Vianos, en Albacete, se irá la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, y también quiere escaparse unos días a Cabo de Gata. Todo con un objetivo: "Recuperar cuerpo y mente para mejorar el bienestar".

El mismo fin busca el vicepresidente del Gobierno, José Luis Martínez Guijarro, que ha optado por pasar unos días de descanso en un destino de playa con su mujer y sus hijos.