Piden a Dragados, Acciona, Sando y OHL que opten a terminar la A-40

Actualizado:

A. M.

TOLEDO. Desde hace tres semanas, la Unión Temporal de Empresas formadas por las constructoras Ploder y Construcciones Vera tienen paralizadas las obras de la autovía A-40 en el tramo Torrijos-Toledo, debido a su mala situación económica. De ahí que la Administración haya «invitado» a las empresas OHL, Acciona, Dragados y Sando a pujar para hacerse con las obras.

Estas fueron licitadas en julio de 2005 por un importe de 73,6 millones de euros y posteriormente adjudicadas en octubre del mismo año a la citada UTE por 56,7 millones de euros, 1,4 de ellos en concepto de intereses. El pago de estas obras por parte de Ministerio de Fomento se efectuaría por el «método alemán», consistente en efectuar el abono total de las obras ejecutadas a la recepción de las misma, es decir, una vez concluidas las mismas.

Debido a la situación de crisis generalizada y al no poder hacer frente a los pagos a las subcontratas, la UTE Ploder-Vera se ha visto obligada a paralizar y abandonar el mencionado tramo de la A-40, que unirá Maqueda y Cuenca.

Por tal motivo, la Demarcación de Carreteras de Castilla-La Mancha se ha visto obligada a pedir de nuevo ofertas a constructoras nacionales, en este caso a OHL, Dragados, Acciona y Sando, para que alguna de ellas se comprometa a finalizar la obra pendiente, que asciende aproximadamente a un 80 por ciento de la misma, y abonar a la UTE el 20 por ciento de obra ya ejecutada. La otra opción, más lejana en el tiempo, hubiese sido finiquitar por parte de Fomento el contrato con la UTE y volver a hacer una nueva licitación, lo que hubiese retrasado aún más unas obras que llevan más de cuatro años adjudicadas.