La FAD pide a los medios que no ayuden a crear una imagen de permisividad con las drogas

Actualizado:

EFE

TOLEDO. El director general de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, pidió ayer a los medios de comunicación, especialmente a las televisiones, «un esfuerzo de reflexión» para que no contribuyan a dar «una imagen de permisividad» hacia el consumo de drogas, por las consecuencias «dolorosas» que puede provocar entre los jóvenes.

Lo dijo en la inauguración en Toledo de las IV Jornadas del Observatorio de Drogodependencias de Castilla-La Mancha, que abordan el tema «Jóvenes, drogas y comunicación», y dada la influencia de los medios como generadores de comportamientos sociales.

Así, recordó la alarma social de los años 80 con el alto consumo de heroína en España, fenómeno que se dio en llamar «la crisis de la heroína». Y resaltó que fue a través de los medios de comunicación, que alertaron sobre los problemas que se derivaban de estos consumos, cómo la sociedad tomó conciencia y empezó a ver «el mundo de los drogodependientes como un mundo de delincuentes, marginados, que agredían a la sociedad y de los que había que defenderse».

Esto provocó «una tremenda movilización social», que se expresó a través de protestas y manifestaciones y que «arrastraron también a una respuesta institucional» por parte del Gobierno. Como consecuencia, en 1985 se puso en marcha del Plan Nacional sobre Drogas, «la más importante red asistencial a los drogodependientes de Europa».

Calderón comparó aquella época con la actual, una «situación es diametralmente distinta porque «la alarma social ha desaparecido», al estar las sustancias y consumos vigentes «perfectamente integrados en el estilo de vida joven». E incluso bien vistos, dijo, en referencia a las series y películas de televisión que presentan a los jóvenes consumidores como «personas triunfadoras, exitosas, casi como un ejemplo a seguir, aunque el medio de comunicación no lo pretenda».