Pese al récord de lluvias en diciembre, 2009 fue un año seco

ABC|
TOLEDOActualizado:

El pasado mes de diciembre pasará a los archivos climáticos como uno de los más lluviosos de los últimos años. Por ejemplo, en el caso de Toledo hay que remontarse al año 1958 para encontrar un final de año más lluvioso. Las precipitaciones más abundantes se localizaron en el tercio occidental de la Comunidad donde se rebasaron los 160 litros por metro cuadrado en apenas dos semanas.

Según informó ayer el Instituto Meteorológico de Castilla-La Mancha, el máximo lo dio la estación de «Vegas de San Antonio» con 170, le siguió Calera y Chozas (ambas de Toledo) con 166 y en tercer lugar Ciudad Real acumuló 159. En el lado opuesto, el cuadrante sureste fue el menos lluvioso con promedios totales por debajo de 80 litros por metro cuadrado (Albacete apenas llegó a los 50 y Almansa se quedó con 58). La temperatura media del mes osciló entre los 3 y los 6ºC en líneas generales

Sin embargo, a pesar de las lluvias, 2009 no llegó a la media. La precipitación media caída en la Comunidad durante los últimos doce meses se estableció de entre 300 y 400 litros por metro cuadrado. Las provincias de Albacete y de Toledo fueron donde más se notó el déficit con valores un 30% de lo normal. El municipio albaceteño de Pozo-Cañada tan sólo sumó 248 litros por metro cuadrado; Mora y La Puebla de Almoradiel (Toledo) compartieron 280, unos 100 por debajo de lo habitual en ambos casos. En zonas de montaña, los datos siguen la misma tónica, pues se estima que apenas llegaron a los 600 litros por metro cuadrado en el Sistema Ibérico (el valor medio de Cádiz).