Obras en la calle de la Merced
Obras en la calle de la Merced - ANA P.HERRERA
CARTA AL DIRECTOR

Uso peatonal de las calles

En las obras de la calle de la Merced se han colocado unos adoquines demasiado rugosos y desiguales, con el agravante de dos filas transversales de arquetas metálicas, chapadas también con esos adoquines, que sobresalen más aún, formando un pequeño resalto

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La recién pavimentada calle de la Merced, en el tramo más estrecho comprendido entre la Plaza de las Capuchinas y la calle de Buzones, se ha realizado con unos adoquines demasiado rugosos y desiguales, un pavimento poco habitual, que parecen hasta mal colocados, con el agravante de dos filas transversales de arquetas metálicas, chapadas también con esos adoquines, que sobresalen más aún, formando un pequeño resalto. No se puede hacer una obra nueva con ese tipo de pavimento para uso peatonal, cuando la circulación de vehículos está muy restringida y por tanto nunca van a desgastar esos adoquines tan rugosos.

Esa calle en la actualidad, es una de las más transitadas de Toledo, pues soporta un paso de turistas importante que acceden por las escaleras mecánicas, además de los funcionarios y usuarios de las muchas administraciones que allí están ubicadas: Catastro, Diputación, Consejería de Economía, etc. por no hablar de los residentes, que aunque somos pocos, merecemos también una atención. Sobre los turistas que acceden de las escaleras mecánicas hay que decir, que la alternativa que tienen, muchas veces, si no pasan por la mencionada calle de la Merced, es la de la calle de Santa Leocadia. Está calle, también necesita una gran reforma, pues tiene un mal pavimento, sin tocar, al menos desde los años cuarenta o cincuenta y con una gran pendiente que cuesta lo suyo ascenderla, pero es que bajarla, es mucho peor, tanto en seco, como mucho peor si esta mojada. Tiene, además, el inconveniente de que al existir aparcamientos de coches a ambos lados de la calle, no hay aceras y hay que ir por el mismo centro de la calle.

Aunque estas calles estén alejadas del centro de la ciudad, no tienen por qué ser menospreciadas y de vez en cuando hay que atenderlas un poco. Los vecinos son escasos y mayores, que merecen más atención, pero las «oleadas» de turistas, que llegan a diario, merecen ser recibidos con unas calles en mejores condiciones.

Creo no estar exagerando con esta exposición y ruego por favor, a quien esto lea, que me diga si estoy equivocado. Gracias.