«Patrimonio Desconocido» incluye en sus rutas las bóvedas romanas, San Sebastián y el Baño del Ángel

ABCTOLEDO. El Consorcio de la ciudad de Toledo renueva las Rutas Patrimonio Desconocido y, a partir de mañana lunes va a incluir en los recorridos de las mismas la Iglesia de San Sebastián, los Restos

ABC. TOLEDO
Actualizado:

El Consorcio de la ciudad de Toledo renueva las Rutas Patrimonio Desconocido y, a partir de mañana lunes va a incluir en los recorridos de las mismas la Iglesia de San Sebastián, los Restos Romanos de Nuncio Viejo y el Baño del Angel. Tanto los dos yacimientos arqueológicos como el monumento, una vez culminados los trabajos de su recuperación y puesta en valor, fueron protagonistas de excepción en las pasadas VI Jornadas de Puertas Abiertas, que organiza el propio Consorcio, según informa en nota de prensa. Las Cuevas de Hércules y los Baños del Cenizal salen momentáneamente de las Rutas, al estar realizándose nuevas obras de puesta en valor.

Además, el consorcio de Toledo acaba de editar un nuevo folleto explicativo de sus Rutas, en el que se incluyen breves descripciones histórico-arqueológicas de todos los inmuebles que se pueden visitar, fotografías de los mismos y el horario semanal de las visitas.

Los nuevos folletos pueden encontrarse ya en las nuevas oficinas del Consorcio, en la plaza de Santo Domingo el Antiguo, 4, y en el Centro de Gestión de Recursos Culturales de las Termas Romanas de la Plaza de Amador de los Ríos. En el año 2007, las Rutas «Patrimonio Desconocido» captaron la atención de 71. 500 visitantes.

La Iglesia de San Sebastián se localiza en el denominado «Barrio de Curtidores», dentro del cual se enmarcarían construcciones defensivas como la puerta de bab al-Dabbagin o «puerta de los Curtidores» localizada, muy probablemente, en las cercanías de la iglesia.

A través de las fuentes documentales, así como del estudio de muros y la excavación arqueológica realizada durante esta restauración, se ha podido concluir que la actual iglesia de San Sebastián ha sido un edificio con una ocupación continua, desde el siglo X hasta el XX, con una primera fase islámica y una segunda cristiana.