La Pasión y la Muerte de Jesús se vive hoy por las calles de Toledo
El cardenal, ante el Cristo Redentor. A. P. HERRERA

La Pasión y la Muerte de Jesús se vive hoy por las calles de Toledo

S. DORADO/S. RUIZ | TOLEDO
Actualizado:

El Viernes Santo es el día sagrado por excelencia en el que la Iglesia hace memoria de la Pasión y Muerte del Redentor en la Cruz salvadora. Los actos litúrgicos de la jornada de Semana Santa más intensa en la capital toledana comienzan a las 10 de la mañana en la catedral con el canto de laudes por el Cabildo catedralicio y el coro del Seminario, un acto seguido con fervor y recogimiento por los creyentes y con expectación por los turistas. Una hora más tarde, en la plaza del Ayuntamiento, tendrá lugar el Sermón de las Siete palabras de Jesús en la Cruz, a cargo este año de César García Magán, vicario episcopal para la Cultura. Fue durante siglos el sermón principal de nuestra Semana Santa. Dejó de predicarse en 1957 y el actual cardenal, Antonio Cañizares, lo recuperó en 2005.

Ya por la tarde, a las 18 horas, en la capilla mayor de la catedral, el cardenal presidirá la celebración de la Pasión del Señor. La acción litúrgica tiene tres partes: el canto de la Pasión y Muerte del Señor por tres canónigos , la adoración de la Santa Cruz, que desde 1956 pueden hacer todos los fieles, y el traslado del Cuerpo de Cristo, en procesión silenciosa, desde el monumento para que todos los fieles que lo deseen puedan comulgar.

Siete procesiones

Desde su término y durante toda la noche siete procesiones discurrirán por diversos puntos y recorridos del Casco Histórico. A las siete de la tarde saldrán de la iglesia de Santa Leocadia las imágenes del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Caridad, que llevarán a hombros de sus cofrades de ambos sexos a la catedral para hacer estación de penitencia. De la iglesia de El Salvador partirá a las 19,30 la cofradía del Calvario, con las imágenes del Santísimo Cristo del Calvario y Nuestra Señora del Rosario, portadas en carrozas. Llegarán al templo primado para hacer estación penitencial.

El paso del Santísimo Cristo del Descendimiento, uno de los más tradicionales desde el siglo XVIII de la Semana Santa abrirá el desfile de las cofradías que salen de la iglesia mozárabe de las santas Justa y Rufina, para formar la procesión del Santo Entierro. Saldrá a las 19,45 horas. A continuación desfilará Nuestra Señora de las Angustias. Es otro de los pasos tradicionales de esta procesión a la que se incorpora a principios del siglo XX. Será portada en una magnífica carroza con baños de plata de ley. Irá escoltada por una escuadra de los bomberos de la ciudad, que son guardia de honor de Nuestra Señora. Seguidamente saldrá el Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro, aprobado por el cardenal Segura en 1928. Portan al Cristo yacente en el sepulcro en carroza de caoba. Son al guardia de honor de los arzobispos de Toledo y desfilan en la procesión del Corpus Christi.

Desde 1976 la Hermandad de Caballeros y Damas Mozárabes de Nuestra Señora de la Esperanza de San Lucas desfila en la procesión del Santo Entierro con el Lignum Crucis portado en andas bajo palio. Participan en la procesión del Corpus Christi. Cerrará el desfile procesional más importante de la Semana Santa toledana Nuestra Señora de la Soledad, que va en carroza realizada en madera de pino. La imagen recorría las calles toledanas allá por el siglo XVI desde el convento de la Merced y a partir de 1666 desde su actual sede canónica. Destacan en el desfile las 27 armaduras del siglo XVII que acompañan al Santo Sepulcro y a la Virgen de la Soledad. Todas llegarán a la catedral para hacer la Estación Penitencial.

El Sábado santo la Iglesia espera en silencio orando ante el sepulcro de Cristo su resurrección que se celebra por la noche en la Vigilia Pascual. En la primera hora de la madrugada partirá del monasterio de San Juan de los Reyes el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, portado en los hombros de sus cofrades de ambos sexos. En su largo recorrido por los barrios de la Judería, nobiliario, conventual y de los cobertizos hará estaciones de penitencia en el convento de Santa Isabel, catedral primada y convento de Santa Clara.

Ya por la mañana del sábado, a las diez, habrá canto de laudes en la catedral. En este mismo templo, a las once de la noche el cardenal primado, Antonio Cañizares, oficiará la Vigilia Pascual, la celebración más solemne e importante de todo el año litúrgico cristiano. En la primera hora del Domingo de Resurrección, de la iglesia de San Andrés saldrán por distintos itinerarios la Virgen de la Alegría y Jesús Resucitado, que se encontrarán en al plaza del Ayuntamiento.Después de entrar en la catedral entre cánticos de aleluya regresarán a San Andrés.