Suárez Illana bebiendo agua de los botijos en la Catedral de Toledo (a la izquierda)  y en las fiestas de Valmojado. ABC

A partir de este mes, Suárez Illana irá desgranando cada 15 días las propuestas de su programa electoral

VALLE SÁNCHEZ
Actualizado:

TOLEDO. Desde que el pasado 8 de junio fuera presentado en un acto público en la ciudad de Toledo, con la presencia del presidente Gobierno, José María Aznar, como candidato del PP a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Suárez Illana no ha parado ni un minuto. El desembarco en la región de este joven abogado de 38 años, hijo del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez, fue una sorpresa para muchos, ilusionó a la militancia del PP y descolocó por complejo las estrategias de sus adversarios políticos.

Ajeno a las críticas que desde el Gobierno regional comenzaron a lanzarse sobre su procedencia, Suárez Illana comenzó una carrera contra reloj para darse a conocer en esta tierra, algo que le ha resultado más fácil de lo esperado ya que, según fuentes cercanas al candidato a la Junta, «es sorprendente el recibiendo que está teniendo por toda la región, increíble, no sólo por el respeto que representa la figura de su padre, sino por la ilusión que está despertando su candidatura entre los castellano-manchegos».

Así, Suárez Illana y sus colaboradores -todos ellos de la región- no han tenido ni un día de vacaciones y se han volcado en un trabajo que comenzó precisamente en la provincia de Toledo, en concreto en la Sierra de San Vicente y en la localidad de Castillo de Bayuela.

Y de ahí hasta 250 pueblos más, pequeños y grandes, entre los que se encuentran muchos toledanos como Argés, Arcicollar, Añover de Tajo, Gálvez, Polán, Villatobas, Lucillos, Montearagón, Segurilla, Mejorada, Navalcán, Magán.... Reuniones con las juntas locales, charlas, pregones, comidas de hermandad, encuentros con militantes y hasta paseos por las verbenas ahora que estamos en plena época de fiestas patronales.

En estos encuentros por toda la región ha querido darse a conocer entre los castellano-manchegos y como él mismo ha confesado para que sepan que «tienen una persona en la que pueden confiar y que va a trabajar y luchar por ellos y a defender sus intereses, que son también los míos».

Programa electoral

Así, el candidato ha podido palpar que los ciudadanos quieren, según ha dicho, «un cambio, que necesitan nuevas políticas, nuevas gentes y nuevos talantes». Su objetivo es escuchar, más que hablar, conocer a fondo los problemas de esta tierra para preparar un programa electoral ilusionante, en el que ya está trabajando y que irá desgranando poco a poco para que sus propuestas para esta tierra puedan ser debatidas «largo y tendido» y no de forma precipitada.

Como base a este programa estará las ponencias que se presentarán al Congreso regional del PP que se celebrará a principios del mes de octubre, los día 5 y 6, que serán el embrión de las propuestas que el PP castellano-manchego va a presentar a la sociedad.