El párroco de Orgaz celebra sus «bodas de oro» sacerdotales

JULIO GARCÍA ORTIZ
Actualizado:

CONSUEGRA. El consaburense José Jiménez Nieto, párroco de Orgaz- Arisgotas, celebra esta semana sus «bodas de oro» sacerdotales. Por ello, el pasado viernes, coincidiendo con la fecha de su ordenación, verificada en Toledo en 1953, tuvo lugar en la iglesia parroquial de Santo Tomás de Orgaz una eucaristía de acción de gracias, oficiada por una docena de sacerdotes. En el templo recibió el homenaje de sus feligreses.

Similar ceremonia religiosa está prevista para el sábado, a la una de la tarde, en la iglesia de San Juan Bautista de Consuegra, en cuyo altar José Jiménez oficiaba su primera misa hace ahora cincuenta años.

Este sacerdote nació en Consuegra en 1928. Tras cursar estudios en el seminario de Toledo y ser ordenado sacerdote, comenzó su misterio pastoral en Los Yébenes. Poco después, fue destinado a Guadalajara, para atender las feligresías de Brihuega, Villaviciosa de Tajuña, Cubillo de Uceda, Uceda, Casas de Uceda y Villaseca de Uceda. En 1955 regresó a Toledo, desempeñando diversos cargos en las parroquias de Hormigos, Maqueda, Calera y Chozas, Quismondo, Consuegra y Valmojado. Desde 1980, se ocupa de la parroquia de Orgaz-Arisgotas.

Académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, José Jiménez compagina el sacerdocio con tareas de investigación. En 1963 publicó un trabajo histórico sobre el castillo de Consuegra y, en 1955, realizó un estudio sobre el archivo parroquial de Orgaz y Arisgotas. Poco después, publicó una biografía de Pedro Ruiz de los Paños, beatificado por Juan Pablo II.