El Papa nombra obispo de Moyobamba al sacerdote toledano Rafael Escudero, actual párroco de esta prelatura peruana

ABCTOLEDO. En el día de ayer, coincidiendo con el inicio de su visita a España, el Papa Benedicto XVI ha nombrado obispo coadjutor de la Prelatura Territorial de Moyobamba, en Perú, al sacerdote

ABC TOLEDO.
Actualizado:

En el día de ayer, coincidiendo con el inicio de su visita a España, el Papa Benedicto XVI ha nombrado obispo coadjutor de la Prelatura Territorial de Moyobamba, en Perú, al sacerdote Rafael Escudero López-Brea, del clero de la Archidiócesis de Toledo, hasta ahora vicario general y párroco de la catedral de Moyobamba.

El sacerdote Rafael Escudero nació el 14 de abril de 1962 en la localidad toledana de Quintanar de la Orden. Tras realizar sus priemeros estudios en su pueblo natal, continuó su formación sacerdotal en el Seminario Mayor de Toledo, donde obtuvo el título de Bachiller en Teología, por el Instituto Teológico de San Ildefonso. Ordenado sacerdote el 9 de julio de 1989, es miembro de la «Fraternidad Sacerdotal en el Corazón de Cristo».

Tras su ordenación, ha ejercido el ministerio sacerdotal como vicario parroquial de Sonseca entre 1989 y 1991; titular de la parroquia de San Bartolomé de las Abiertas y Campillo de la Jara (1991-1994); viceconsiliario y consiliario de los «Cursillos de Cristiandad» de Toledo (1991 al 2004); capellán del Colegio «San Prudencio», de Talavera de la Reina (1994-1998); párroco de Cebolla (1998-2003); colaborador de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, en Talavera (2003-2004), y administador parroquial de Montesclaros. En 2004 llegó a Perú, en el primer grupo de sacerdotes diocesanos de Toledo que atienden la Prelatura de Moyobamba, encomendada por la Santa Sede a la Archidiócesis de Toledo.

En un comunicado emitido ayer desde Valencia, el cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, aseguró que el nombramiento de Rafael Escudero como obispo coadjutor de la Prelatura Territorial de Moyobamba «es una gran distinción y un gran gozo», que debe servir de aliento «a que nos sintamos verdaderamente misioneros». Cañizares recordó que este nombramiento «es un motivo de acción de gracias» y por ello pide a toda la Diócesis que eleve su plegaria al Señor «por esta misericordia que ha tenido para con ella». En este sentido, el cardenal toledano pide el auxilio de lo alto para que haga del sacerdote «un obispo conforme al corazón de Dios, un obispo que transparente las entrañas de misericordia de Jesucristo y para que haga presente a Jesucristo en aquellas tierras tan queridas para nosotros».

El cardenal y arzobispo de Toledo asegura que este nombramiento es «para todos nosotros un aliento y una responsabilidad a que sirvamos todavía más y mejor» a la Prelatura de Moyobamba, y «a que nos sintamos verdaderamente misioneros, a que surjan vocaciones para aquellas tierras de misión, sacerdotes misioneros, religiosas misioneras, laicos misioneros».