El nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha (más Ángel Felpeto, el primero a la derecha de la imagen) escucha al presidente regional
El nuevo Gobierno de Castilla-La Mancha (más Ángel Felpeto, el primero a la derecha de la imagen) escucha al presidente regional - JCCM

Page: «Es un equipo extraordinario de máquinas con corazón»

El presidente de Castilla-La Mancha destaca sobre todo a Martínez Guijarro, «imprescindible», y Patricia Franco, «el mejor descubrimiento de mi vida política» en la toma de posesión del nuevo Gobierno

ToledoActualizado:

Pasadas las nueve y veinte de la noche, con Emiliano García-Page hablando en un discurso que parecía no tener fin, ha empezado a caer la mundial. Y mira que el cielo había avisado, con una tormenta que horas antes había dejado inservibles buena parte de los asientos dispuestos en el Palacio de Fuensalida. Pero Page no paraba de elogiar a su recién nombrado nuevo Gobierno y el agua (bendita agua, que dirán los municipios ribereños) ha terminado con el acto de forma abrupta. Le ha pillado el toro al presidente en una toma de posesión en la que un baño (de multitudes, de piropos, de palmaditas en la espalda) precedió a otro.

El nuevo Gobierno ha jurado (o prometido, como ha hecho la mayoría) sus cargos 48 horas después del presidente. Son un vicepresidente y nueve consejeros «la cabeza de una administración que gestiona en torno a 10.000 millones de euros» cada año.

Un Gobierno que tiene poquísimos cambios con respecto al anterior. Aparte de la obligada marcha de Podemos (representado por José García Molina e Inmaculada Herranz), solo salen Agustina García Élez, ahora alcaldesa de Talavera de la Reina, Ángel Felpeto («que ha querido ser prescindible y me ha producido un enorme disgusto», según Page), y Araceli Martínez, directora del Instituto de la Mujer («voy a pelear porque se siga dejando aprovechar», añadió el presidente).

Rosana Rodríguez hará el trabajo de Felpeto en Educación, Cultura y Deportes; Blanca Fernández asume las competencias de Herranz y Martínez en la recién creada consejería de Igualdad (y también será la portavoz del Ejecutivo), y José Luis Escudero se encargará de la también novedosa Desarrollo Sostenible.

Se trata de un Gobierno más o menos paritario (además de Page, hay seis hombres y cuatro mujeres) y en el que todas las provincias están representadas, algo indispensable en política. Hay hasta cuatro consejeros de Ciudad Real (Patricia Franco, Blanca Fernández, Francisco Martínez Arroyo y Jesús Fernández Sanz), dos de Albacete (Aurelia Sánchez y Nacho Hernando), dos de Toledo (Rosana Rodríguez y Juan Alfonso Ruiz Molina), uno de Guadalajara (José Luis Escudero) y uno de Cuenca (el vicepresidente José Luis Martínez Guijarro).

A este último y a Franco lesha dedicado Page sus mayores elogios. De Martínez Guijarro ha dicho que le «ha ayudado mucho» y «es para mí una persona imprescindible». De la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha reconocido que ha sido «el mejor descubrimiento de mi vida política».

Del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, ha afirmado que «tiene el papel más ingrato de todos» y ha bromeado asegurando que es la persona «a la que más se le ha notado el esfuerzo en estos cuatro años». De Blanca Fernández ha comentado que es «extraordinaria, una magnífica persona» y «la clara evidencia de que nos importa mucho la igualdad».

De Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, ha desvelado que «antes de conocerlo, todo el mundo le reclamaba» y ahora «tengo miedo de que me lo quiten en Madrid». Mientras, a Rosana Rodríguez le corresponde «el papel más difícil» al sustituir a Felpeto, lo que «siempre es un lío muy grande».

La lluvia fue protagonista del acto de posesión e hizo que terminara de forma abrupta
La lluvia fue protagonista del acto de posesión e hizo que terminara de forma abrupta - H. Fraile

De Nacho Hernando, consejero de Fomento a sus 28 años, ha destacado su «enorme futuro» y que quiere «disfrutar mucho viendo cómo gestiona tanto dinero». «Solo pido que su próximo matrimonio no le trastorne», ha añadido en tono jocoso.

Y las alabanzas a los tres últimos consejeros han sido casi a la carrera, por aquello de la tromba de agua. De la titular de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha dicho que es «un encanto político»; a José Luis Escudero le ha definido como «un crack, dialécticamente y personalmente, el mejor colofón»; y al de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, como «la capacidad y medicina que aporta al resto del equipo».

Page cree que es un «equipo extraordinario de máquinas con corazón». «Cuando eliges a personas, siempre te equivocas; con los que pueden ser nombrados y no caben», ha dicho. En todo caso, «la clave es poder elegir y hacerlo con gente a la que consideras mejor, mejor que ti mismo». Por eso, ha añadido, a la hora de decidir quiénes son los integrantes del Gobierno ha tenido muy en cuenta «que cada uno valga, que tenga capacidad para mejorar»; y que estén dispuestos «a formar piña».