El director de ABC, Bieito Rubido con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page: Nieves Reina, directora territorial del Banco de Santanter y el rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado
El director de ABC, Bieito Rubido con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page: Nieves Reina, directora territorial del Banco de Santanter y el rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado - A.PÉREZ HERRERA/L. REVENGA

Page destaca la fortaleza de la Constitución frente al populismo y los independentistas

El presidente de Castilla-La Mancha ha participado en los «Desayunos Autonómicos» de ABC con un discurso «en positivo» sobre el futuro de España

TOLEDOActualizado:

Empresarios, políticos, periodistas y numerosas representantes de la sociedad de Castilla-La Mancha se han dado cita este lunes en la antigua iglesia de San Pedro Mártir para escuchar al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, invitado de los «Desayunos Autonómicos» organizados por el diario ABC, y que fue presentado por su director, Bieito Rubido. En su intervención, García-Page habló en positivo de España y su futuro y analizó también la importancia de la creación de regiones como Castilla-La Mancha, una comunidad autónoma nacida con «un sentimiento incluyente y positivo, para distribuir el beneficio de la democracia en el conjunto de la población».

El presidente regional ha lanzado un «planteamiento superador» y recordó que España es «uno de los mejores países para vivir», por lo que ha animado a tener una «enorme autoestima colectiva». A su juicio, «hay que hablar en positivo de España», lo que no quiere decir que no existan problemas, que esto sea «jauja», pero es necesario identificar sus principales potencialidades «para estar razonablemente serenos» ante el futuro. «Ante quien hace política desde el ruido y los decibelios, y busca una bandera o coartada para salirse del carril común, el resto tenemos que poner las cosas en sus sitio», ha advertido.

De la fortaleza que tiene este país, García-Page destacó, en primer lugar, su pertenencia a Europa, algo que nadie cuestiona, ni siquiera, los más populistas, que tienen claro que hay que seguir unidos. En segundo lugar, «no hay riesgo de revolución», pese a que algunos veían a España «en un precipicio ideológico» tras el 15-M, porque, ahora, se acepta el modelo y «se está saliendo de la crisis y hay un florecimiento prudente. Después, el presidente de Castilla-La Mancha destacó que «nadie pone en duda el modelo democrático actual» y, en cuarto lugar, por la mayor fortaleza de la cultura española en el exterior, con un idioma que hablán hoy 582 millones de personas en el mundo. Y, por último, en quinto lugar destacó la fortaleza de la Constitución, con la monarquía constitucional y la descentralización autonómica, que quedó aún más claro con la aplicación del 155, que fue «una lección de fortaleza con la que está hecha».

Además, justificó su optimismo en el futuro del país en que España, tras Japón, es el país en donde la esperanza de vida es mayor.

García-Page se ha mostrado contrario a opiniones a las que «atacar al independentismo les lleva a descapitalizar todos los logros del Estado autonómico». «Eso es de entrada negativo, porque sería dar la razón por completo a un exceso evidente como es el independentismo, que nunca quiso el Estado autonómico», ha aseverado.

Han sido numerosos los invitados a este «Desayuno Autonómico», entre ellos, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, el delegado del Gobierno, Manuel González Ramos; el rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado y Nieves Reina, directora territorial del Banco de Santanter, entidad financiera que patrocinó el acto.