Carlos Gil y Alfredo Alonso, ayer en la presentación del nuevo programa. A. Martínez

El organismo de Cultura estrena imagen institucional y presenta un excelente programa de primavera

TALAVERA. Eusebio Cedena
Actualizado:

El nuevo organismo autonómo local de Cultura, que dirige Alfredo Alonso y cuya responsabilidad política está en manos del concejal Carlos Gil, está dando pasos importantes, no sólo para su rápida consolidación sino también en favor de su creciente proyección, calidad y profesionalidad.

Ayer, el organismo dio un nuevo salto cualitativo con la presentación, por un lado, de su imagen institucional y logotipo, y por otro, de la excelente programación de primavera para los meses de febrero a mayo. La presentación, a cargo de Gil y Alonso, tuvo lugar en el Teatro Victoria, y sirvió también para hacer balance de la temporada de otoño-invierno, plenamente satisfactorio desde el punto de vista de la calidad y la asistencia de público.

La nueva imagen institucional del organismo de Cultura se basa en un bello logo diseñado por Francisco Villasevil, profesor del instituto de Los Navalmorales, que representa una torre albarrana sin terminar, signo inequívoco de Talavera, y cuatro puntos en forma circular a modo de símbolo del escudo de la ciudad.

GRAN RESULTADO

Esta imagen gráfica será utilizada a partir de ahora y en distintas aplicaciones y colores por el organismo para todos aquellos elementos de cartelería, promoción, imagen institucional, correos, tarjetas y cartas que utilice en su actividad cotidiana.

Carlos Gil se mostró muy satisfecho del resultado final conseguido y explicó que el logotipo resume el carácter histórico de Talavera, con las torres albarranas más importantes posiblemente de Europa, así como el carácter abierto, sin terminar, que significa la cultura, con el remate del escudo de la ciudad.

Por otro lado, en lo que se refiere a la programación de febrero a mayo hay que destacar tres grandes clásicos: «Medea» de Eurípides, con Nuria Espert, el 19 de abril; «La Dorotea» de Lope de Vega, con Nati Mistral, el 15 de mayo, y«El atolondrado» de Molière, el 24 de mayo. Asímismo, pueden destacarse «Historia de un caballo» de Tolstoi, con Francisco Valladares, el próximo uno de febrero; la gran obra «Tío Vania» de Chejov, dirigida por Miguel Narros, el día 2 de marzo; «El matrimonio de Boston», de David Mamet, el 8 de marzo, y «Pareja abierta», del Nobel Darío Fo, con Juan Margallo, el día 3 de mayo.

ESPECTÁCULOS MUSICALES

Destacan también en la programación la ópera «El bárbero de Sevilla», de Rossini el 17 de febrero; el «Requiem Brahms» a cargo de la Orquesta Sinfónica de Kraiova el 23 de marzo y «Carmen» de Bizet el 12 de abril, entre otros espectáculos musicales de gran interés que se incluyen. Otras obras de teatro, algunas de ellas muy conocidas, así como la continuidad de los ciclos de teatro para niños y para mayores van incluidos en esta programación, que en cualquier caso puede sufrir algunas variaciones menores.

También tendrá continuidad, como hemos informado, el Ciclo de Poesía Actual de la Galería Cerdán, que el próximo 31 de enero iniciará su segunda edición con la presencia de Jesús Hilario Tundidor, así como diversas exposiciones de calidad que se anuncian para estos meses.

En conjunto, se trata de una programación de gran calidad y en sintonía con el nivel conseguido en las últimas temporadas, y que, según los datos ofrecidos ayer, han conseguido un gran éxito de público.

Así, puede decirse que en la última temporada, entre los meses de septiembre y diciembre de 2001, el Teatro Palenque ha registrado una asistencia de 11.747 espectadores, con un porcentaje medio de ocupación del 83 por ciento, y el Victoria un total de 3.331, con una ocupación media del 76 por ciento.

La media de ocupación de los dos teatros ha sido, por tanto, del 79,5 por ciento, nueve puntos y medio por encima de la ocupación de la temporada anterior.