Núñez saluda a los periodistas en la comida celebrada en un restaurante de Toledo
Núñez saluda a los periodistas en la comida celebrada en un restaurante de Toledo - LUNA REVENGA

Núñez quiere gestionar la educación pero con inspección estatal

Su objetivo es garantizar que se enseña lo mismo en todas las autonomías

ToledoActualizado:

Cinco días después de la comida celebrada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los medios de comunicación de la región, el que será su principal rival a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo, el popular Paco Núñez, ha querido también conversar en torno a una mesa con los informadores, y este martes los invitó a un suculento cocido en un restaurante toledano.

Exultante y, según dicen sus colaboradores, a un ritmo frenético como si se tratara ya de una campaña electoral, Núñez ha dicho firme que «se puede transformar esta región y ponerla a la vanguardia de España y quiero ser presidente de Castilla-La Mancha para llevarla a las mayores cotas de prosperidad» y crecimiento económico. «Creo en el potencial de esta tierra para ser una región de futuro y oportunidades. Mi pasión por esta tierra es el motor que mueve mi candidatura».

A continuación, ha pasado a criticar duramente la gestión y talante del presidente Emiliano García-Page, al que ve cansado, y moviéndose por «inercia», sin convicción y «sin ilusión». Y, sobre todo, ve a un presidente «que forma parte del pasado, acostumbrado a prometer aquello que no va a cumplir y que gobierna porque se lo permite Podemos». Un presidente, Page, que «siempre ha sido el delfín de otros y que utiliza a Castilla-La Mancha para buscarse una salida en Madrid».

Lo peor que, a su juicio, tiene la gestión de Page es la «falta de presupuestos, necesarios para «mejorar la vida de la gente», y que «no presenta porque no quiere desvelar sus promesas incumplidas». Por ello, Núñez está convencido de que «Page ya no hará el presupuesto de 2020 para una región cuya economía va peor que la media nacional, se encuentra ralentizada y solo salva su cercanía a Madrid. Una región, añadió, con un 37,9% de nivel de pobreza, donde prometió siete nuevos hospitales hoy convertidos en simples «maquetas» y con unas listas de espera «nefastas» y «tramposas», con 88.000 personas esperando y profesionales desmotivados.

Para este ámbito, Paco Núñez ha anunciado que una de las medidas que incluirá en su programa electoral es la de ampliar a 10 minutos la consulta por paciente en atención primaria, como respuesta a la demanda planteada por los profesionales del sector en la región, una demanda, por otro lado, de décadas en el seno de este colectivo a nivel nacional y que muchos de ellos cumplen de hecho dedicándole a sus pacientes el tiempo que consideran oportuno, pese a tener diariamente una larga lista de pacientes que atender. Para los médicos, Núñez también plantea el reconocimiento de la Carrera Profesional.

Los 555 incumplimientos de Page

A su juicio, esta es una de las «555 medidas incumplidas» por García-Page de las 820 que planteó a principios de legislatura, un 68% de incumplimiento derivado, entre otros factores, por estar «preso de sus pactos con Podemos y de Pedro Sánchez en el Gobierno de España». Ello ha provocado también que haya 6.000 personas esperando su valoración en el sistema de la Dependencia. El presidente del PP de Castilla-La Mancha también ha criticado la falta de inversiones en obra pública, que no se haya «hecho nada» por la agricultura o que continúen los trasvases hacia el Levante. «Pedro Sánchez está siendo el presidente más trasvasista de la historia», ha dicho.

También ha criticado al presidente del Ejecutivo autónomo por su política de familia, y ha lamentado la supresión de las llamadas «becas mamá». En cuanto a la violencia de género, ha señalado que no puede limitarse a campañas de «publicidad y propaganda», como la que va a hacer el Gobierno regional, de un millón de euros, sino que hay que «invertir más millones en luchar contra la violencia de género y combatirla».

En el ámbito educativo, el presidente del PP de Castilla-La Mancha ha criticado el aumento de la tasa de abandono escolar y ha anunciado que el PP, cuando llegue al Gobierno de la Junta, va a «garantizar una educación en libertad y que no sea un elemento para sesgar». Ha añadido que «vamos a gestionar la Educación» (su «jefe» nacional, Pablo Casado, dijo hace unos días ser partidario de que pase esta competencia al Estado), pero reforzada con el bilingüismo, «que llegue a todos», y aplicando «la españolidad», para que un niño en Castilla-La Mancha reciba la misma educación que en otras comunidades autónomas.

Para ello, quiere que la competencia de la inspección sea de ámbito nacional para que el Estado garantice que se enseña lo mismo en toda España, algo que «hoy no está garantizado, y con la nueva Ley de Educación, menos». Así, ha explicado que «un niño de Castilla-La Mancha debe saber dónde nace el río Mundo pero también por dónde pasa el Ebro», y los «principios básicos de la Constitución o el espíritu de la Transición».

El decálogo

Al final de su intervención, Núñez se ha referido a su decálogo de propuestas, que contempla, entre otras medidas, la bajada de impuestos, la creación de una mesa de la función pública, la modernización del campo o el aprendizaje de los principios básicos de la Constitución en las aulas. El decálogo apuesta, asimismo, por garantizar el bienestar social, por el turismo, la creación de una Consejería de Deportes, la defensa «a ultranza» de los toros, la caza y la pesca y la reconversión a la era digital. Sobre el campo, ha criticado a Page por prometer y no cumplir una ley de garantía para el mundo rural, otra de desarrollo rural y una ley para mujeres rurales, así como planes especiales para las comarcas más desfavorecidas, «que no existen». «Page ha traicionado a los agricultores ecológicos; no ha hecho nada para combatir la plaga de conejos y no está moviendo ficha para defender la negociación de la PAC, o los planes de gestión de las zonas ZEPA, donde ha generado una expropiación encubierta. «Page es un enemigo del campo, incumple porque no ha aplicado las leyes que prometió y no quiere liderar la región», ha subrayado.

Pacto con Vox

También se ha referido Núñez a los pactos postelectorales y dijo que mantiene ralaciones cordiales con todos los partidos, «menos con Podemos», que ha rehusado reunirse con él. Mantiene una buena relación con Ciudadanos y con el PSOE «no tiene mala relación personal», aunque se encuentra «en las antípodas» en algunos aspectos con los socialistas. Sobre Vox, ha reiterado que hablará con todas aquellas fuerzas políticas que defiendan la Constitución y que no traten de romper el sistema democrático.