Los hosteleros se quejan de que en Toledo no hay uniformadiad en los carteles
Los hosteleros se quejan de que en Toledo no hay uniformadiad en los carteles - ANA PÉREZ HERRERA

Multas de hasta 3.000 euros por incumplir la norma de rotulación

El concejal reconoce que la actual «generó indisciplina urbanística»

TOLEDOActualizado:

La nueva ordenanza reguladora de la publicidad y rotulación de Toledo, cuyo proyecto se aprobó en la junta de gobierno local del miércoles, multará con hasta 3.000 euros a aquellos establecimientos que la incumplan.

El régimen sancionador es, quizás, la novedad más importante de un texto legal que entrará en vigor en cuanto lo apruebe el pleno municipal y una vez pasado el periodo de diez días que se ha abierto ahora para que los grupos políticos hagan sus aportaciones.

El objetivo es «hacer compatible» la rotulación con la protección y conservación del patrimonio, explicó Teo García, concejal de Urbanismo.

En realidad, el Ayuntamiento se daría por satisfecho solo con que la nueva ordenanza se cumpliese. Porque parece ser que la actual norma es como si no existiese. Lo confirmó el concejal, aunque fuese de forma implícita. «(La ordenanza) nace con el deseo absoluto de cumplirse», dijo, para luego reconocer que la actual «generó cierta indisciplina urbanística», lo que ha provocado que «en más de 30 casos» el Ayuntamiento haya ordenado a un negocio la retirada de su cartel publicitario.

La nueva ordenanza está compuesta por seis títulos y 92 artículos (por los cuatro títulos y 94 artículos de la anterior, aprobada en 2009). Dentro del título de medidas disciplinarias se establecen sanciones económicas que van de los 750 a los 3.000 euros para quienes incumplan la norma, lo que supone una novedad ya que en el artículo 82 del actual texto legal se lee: «Serán sancionados con multas del 1 al 5 por 100 del valor de la instalación quienes la hayan ejecutado sin licencia». ¿Cuánto es del 1 al 5 por 100 del valor de la instalación? Pues ahí está uno de los problemas de su ineficacia.

Por otro lado, el concejal precisó que los locales comerciales tendrán hasta dos años para «adaptar» todos los anuncios a la nueva ordenanza. Además, si antes la norma solo afectaba al casco histórico, ahora se amplía al ámbito definido por la Unesco cuando declaró a Toledo como ciudad patrimonio de la humanidad. Según explicó Teo García, este ámbito se alarga hasta Covachuelas, el circo romano o Tavera.

Colaboración

Desde el Gobierno municipal destacan que en la elaboración de la ordenanza han participado instituciones como la UCLM, Fedeto, el Consorcio, la Real Fundación o la Asociación Provincial de Hostelería y, de hecho, todas estas entidades formarán parte de una comisión de seguimiento que velará por su cumplimiento.

Preguntado al respecto por ABC, el presidente de los hosteleros, Luis González, corroboró la versión del concejal. «El Ayuntamiento ha recibido ideas nuestras. El proceso ha contado con una colaboración superior a otras circunstancias», dijo.

González explicó que «lo que no nos gusta de la actual ordenanza es que no se cumple». «Ves otras ciudades en las que hay una uniformidad, una cierta imagen corporativa, y en Toledo es el sálvese quién pueda. El problema, como siempre, es la aplicación», añadió.