Molina ha pedido una reunión de la Junta local de Seguridad

TOLEDO. F. R.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ayuntamiento de Toledo ha pedido una reunión de la Junta Local de Seguridad para analizar y estudiar posibles medidas contra el fenómeno del «botellón», según explicó ayer el alcalde José Manuel Molina, quien reiteró que se deben aunar esfuerzos para evitar que esta situación siga provocando que los vecinos de zonas como San Justo o el entorno de San Miguel protesten y pidan soluciones para este problema.

José Manuel Molina insistió que es necesario elaborar un plan desde diferentes frentes, porque no se trata de un problema exclusivamente policial y de orden público, sino también educacional y social.

El primer edil se mostró confiado en que la futura Ley de Drogodependencias contemple competencias jurídicas para que los Ayuntamientos puedan actuar. En este sentido, dijo que el Ayuntamiento es receptivo a las quejas de los vecinos, pero «las medidas se deben adoptar con el consenso de todas las instituciones».