Los módulos de integración laboral permitirán a 103 discapacitados realizar prácticas en empresas

Actualizado:

ABC

TOLEDO. La consejera de Trabajo y Empleo, María José López, presentó ayer los módulos de integración laboral que beneficiarán a 103 personas con discapacidad que durante un periodo de entre 6 y 18 meses participarán en programas formativos y prácticas en empresas encaminadas a su inserción en el mercado de trabajo.

Esta iniciativa, aprobada por la Consejería de Trabajo y Empleo a través de la Dirección General de Formación del Sepecam, cuenta con una inversión de 753.000 euros y supone la aprobación de diez proyectos de diversas asociaciones de discapacitados de la región.

Los lugares donde se impartirán los módulos serán, en la provincia de Ciudad Real, las localidades de Campo de Criptana, Moral de Calatrava, Puertollano, Torralba de Calatrava, Miguelturra y Ciudad Real, además de en Talavera de la Reina y en la capital conquense.

Los módulos, de formación teórica y práctica, que suponen un compromiso para las empresas participantes de una inserción laboral del 30%, se dirigen a personas con una discapacidad mayor del 33% o con enfermedad mental. La parte teórica ocupará un tercio del módulo y la práctica, que se realizará en contextos laborales de empresas de los sectores «con una mayor probabilidad de inserción», consistirá en los dos tercios restantes del período de formación.

Los participantes en estos módulos recibirán una beca de 300 euros mensuales durante la formación teórica y la asignación económica establecida en los convenios colectivos de cada sector para el periodo en el que realicen las prácticas laborales.