La protesta, por las calles de Toledo
La protesta, por las calles de Toledo - ANA PÉREZ HERRERA

Miles de estudiantes salen a la calle para pedir mejor financiación para la Universidad regional

Acusan al PP de instrumentalizar la institución, al PSOE de cerrar filas con la Junta y piden al rector más transparencia en las finanzas

TOLEDOActualizado:

Miles de estudiantes de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), -4.050 según los cálculos de la Delegación del Gobierno y 10.000 según los organizadores-, se han manifestado este martes en los cuatro campus universitarios de las capitales de provincia -Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Albacete- para pedir «más diálogo» entre la institución académica y el Gobierno regional de cara a abordar un aumento de la financiación Lo que están pidiendo desde la UCLM es una cantidad de 160 millones de euros de presupuesto para 2018, cuando la Junta se ha comprometido a entregar 140 y negociar un contrato-programa para hacer frente al resto de gastos, un acuerdo que tiene que estar listo antes del 24 de noviembre, fecha tope para presentar las alegaciones en las Cortes.

La subdelegada del Consejo de Representantes de Estudiantes de la Universidad, Clara Pina, en declaraciones a los medios, ha dicho que los universitarios están «preocupados» por la problemática que está surgiendo. A preguntas de los medios sobre el porqué de continuar con las movilizaciones, la subdelegada de Estudiantes ha puesto de manifiesto que «no tenemos nada claro», a pesar de que haya «compromiso de diálogo». Sobre el posible Plan de Ajuste anunciado, ha explicado que los estudiantes están «totalmente en contra», pero será algo que se estudie cuando vean «si se puede recibir o no esta financiación», de 160 millones de euros, según informa Ep

Y en cuanto a la carta enviada por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto, tanto a personal como estudiantes, en la que argumentaba que «garantiza el compromiso del Gobierno regional», Pina ha señalado que «venía a decir algo que ya se había comunicado previamente».

La polémica ha llegado también a las redes sociales. El portavoz del Gobierno, Nacho Hernando, publicaba en Twitter unas horas antes de la protesta que el organizador de la manifestación de la UCLM era el presidente de Nuevas Generaciones en Toledo, Miguel León Sánchez. «El PP esta manipulando todo esto y quieren torpedear cualquier intento de diálogo entre la Junta y la UCLM», decía el tuit.

Miguel León Sánchez le contestó que «anipular es utilizar la información como uno desea» y se remitió al comunicado de los estudiantes.

Preguntada por esta polémica, Clara Pina, ha admitido que aunque fue Miguel León quien lo firmó en el Consejo de Estudiantes hay gente «que milita en todo tipo de partidos políticos, pero la representación estudiantil es totalmente neutra y no está guiada por ninguno de ellos». «La persona que firma la convocatoria pertenece a NNGG», pero lo firmó porque «nosotros se lo pedimos». Sin embargo, ha concluido que la convocatoria «no ha salido de Nuevas Generaciones y entristece porque es una forma de intentar desacreditar la movilización». En todo caso, a la finalización de la marcha de Toledo, algunos estudiantes han repartido cuartillas donde acusaban al PP y a «sus organizaciones satélites» de «instrumentalizar la UCLM para cargar contra la Junta».

Además, según las papeletas repartidas entre los manifestantes, tanto el PP como esos «satélites» son «organizaciones que no dijeron nada cuando se dieron los recortes de Cospedal, y ahora dicen importarles la universidad pública mientras sólo buscan el beneficio privado en lo público». También se repartían críticas al PSOE por «cerrar filas en torno a la Junta y su supuesto extraordinario papel en la recuperación de la universidad pública, no blindando la financiación de la UCLM».

En este contexto, recalcan que los estudiantes «no son instrumentos en manos de intereses partidistas», y vinculan su futuro a «las movilizaciones que se mantengan en los distintos campus de la región». «Los estudiantes no podemos avalar que la financiación de la UCLM quede subordinada a la incertidumbre. Exigimos una financiación suficiente que no suponga recortes y reclamamos más transparencia por parte del rectoral en las finanzas», añade la nota.

En la capital toledana, cerca de 600 personas -1.000 según la Delegación del Gobierno- han desfilado desde el campus de la Fábrica de Armas hasta el Palacio de Fuensalida durante algo más de una hora. En esta marcha ha estado presente el coordinador regional de IU en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, acompañado de varios miembros de la Dirección de la formación.

En el caso de Albacete, la marcha estaba convocada desde el Vicerrectorado hasta la Delegación Provincial de la Consejería de Educación; donde han participado cerca 1.000 estudiantes según la Delegación del Gobiern-.

La Facultad de Letras ha sido el punto de salida de la marcha en Ciudad Real, donde unos 1.400 asistentes según la Delegación del Gobierno- han completado el recorrido hasta la Delegación del Gobierno autonómico. En esta marcha ha participado el vicerrector de Asuntos Económicos, Manuel Villasalero.

Por último, en Cuenca, 650 peronas, según la Delegación del Gobierno, han partido desde el Vicerrectorado hasta la Delegación conquense del Gobierno regional.

Según la organización de las marchas, las cuatro protestas simultáneas han congregado a más de 10.000 estudiantes en todos los campus. Tal y como rezan sus cálculos, han sido 5.000 asistentes en Albacete, 2.000 en Toledo, 2.000 en Ciudad Real y 1.000 en Cuenca.

La subdelegada del Consejo de Representantes de Estudiantes de la UCLM, Clara Pina, ha destacado «la gran participación tanto de estudiantes como de toda la comunidad universitaria» y a apremiado «a seguir negociando para llegar a un acuerdo a Junta y la universidad» con el fin «de mantener una universidad pública y de calidad».