Miles de personas se manifiestan contra los recortes
Parte de los manifestantes, en la plaza del Ayuntamiento - luna revenga

Miles de personas se manifiestan contra los recortes

El Gobierno de Castilla-La Mancha insiste en que la convocatoria tiene un «claro sesgo político»

toledo Actualizado:

Miles de personas se han manifestado esta mañana por las calles de Toledo en protesta por las medidas del Gobierno de Castilla-La Mancha que afectarán, según los sindicatos convocantes, a las condiciones laborales y económicas de los empleados públicos y a la calidad del servicio que prestan. Según fuentes sindicales, 25.000 personas han participación en la convocatoria, mientras que la Junta de Comunidades ha cifrado el seguimiento en 3.000 manifiestantes, dato que le ha sido facilitado por la Delegación del Gobierno en la región. En cualquier caso, es una de las manifestaciones más numerosas que se recuerda en la capital de Castilla-La Mancha en los últimos quince años.

Con pancartas con lemas como «Lo público no se vende, lo público se defiende», «Contra los recortes», «Cospedal perjudica seriamente la salud» o «Yo no cobro, la Cospe sí» y entonando cánticos como «Contra los recortes de Cospedal, ni un paso atrás», los manifestantes comenzaron su recorrido en la plaza de toros a las 12.00 horas para llegar en torno a las 13.10 a la plaza del Ayuntamiento, que no pudo albergar a todos los participantes en la convocatoria.

A la marcha se sumaron manifestantes llegados de toda la región y pertenecientes a varios colectivos al margen de empleados públicos, como estudiantes de la Universidad de Castilla-La Mancha los cuatro campus, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) o miembros del movimiento 15-M, que han hecho sonar pitos, cacerolas y han lanzado petardos en varias ocasiones.

El consejero portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, que cifró en 3.000 personas el número de manifestantes, afirmó que la convocatoria tenía un «claro sesgo político» y que había tenido una participación «minoritaria». También dijo que «la mayor parte de los trabajadores de la administración no han secundado» la manifestación. Esteban añadió que este acto de protesta «no contribuye a solucionar ninguno de los problemas», sino al contrario, «ahonda más en los problemas que se deben resolver».