Miles de personas despiden al joyero asesinado en Villafranca

Actualizado:

EP

TOLEDO. Miles de personas quisieron despedir ayer al joyero ambulante, presuntamente asesinado y cuyo cadáver apareció el pasado 9 de marzo en el interior de su vehículo en la localidad de Villafranca de los Caballeros, en la localidad ciudadrealeña de Moral de Calatrava, donde residía.

Así lo confirmó el regidor del municipio, José María Molina, quien aseguró que miles de personas quisieron dar el último adiós al joyero, y apoyar a la familia, acudiendo a la parroquia San Andrés Apóstol, donde tuvo lugar el sepelio.

Una vez concluida la autopsia del joyero, el féretro con el cadáver de la víctima llegó en la tarde-noche del miércoles al tanatorio de Valdepeñas donde se veló el cuerpo.

El Ayuntamiento ha decretó tres días de luto oficial, que finalizan hoy.