Más seguridad ciudadana

Rocío López González
Actualizado:

La seguridad ciudadana es una tarea de todos, pero también una clara responsabilidad de aquellos que están en el Gobierno, mediante la definición de políticas eficaces que contribuyan a disminuir la «creciente ola» de robos y delitos que se está registrando en nuestra provincia, así como la articulación de iniciativas que hagan posible el ejercicio de los derechos de los toledanos.

Ante la inseguridad en nuestros hogares, centros de trabajo y calles, desde el Partido Popular de Toledo exigimos soluciones. No se pueden seguir «echando balones fuera». Es de suma gravedad y revela la dejadez del Gobierno autonómico el no atajar este problema con medidas más eficientes como, por ejemplo, solicitar con urgencia a la Administración central, a través de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, que facilite un mayor número de agentes de la Guardia Civil ante el incremento continuo de delitos en los últimos meses en Toledo capital y provincia.

Es muy difícil que nuestros Ayuntamientos asuman toda la responsabilidad de la seguridad ciudadana a través de las policías locales (quienes también deben aumentar los efectivos). Además, no todos los municipios cuentan con cuartel de la Guardia Civil, por lo que muchos puestos, ya con insuficientes medios humanos y materiales, se ven abocados a cubrir dos o más localidades, cuyos términos municipales son además muy grandes.

Y como el Partido Popular se preocupa de aquello que preocupa a los ciudadanos, propone desarrollar una política integral de seguridad ciudadana a nivel provincial con los siguientes ejes fundamentales: la prevención del delito tanto en el ámbito urbano como el rural, la lucha contra toda forma de violencia contra las personas y la lucha contra el crimen organizado y las mafias. Cada día aparecen en los periódicos noticias alarmantes como el incremento de delitos no exentos de violencia de alto grado, en especial los dirigidos contra la propiedad privada que generan nuevos comportamientos de los delincuentes que, en muchos casos, tienen poco que ver con la delincuencia tradicional.

Nuestros portavoces municipales y alcaldes están concienciados en atajar este problema para garantizar la seguridad. En todos los programas electorales de cada municipio de la provincia se recogía la seguridad ciudadana como materia prioritaria, reclamando la máxima coordinación de las corporaciones locales con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Administración del Estado, ya que son garantes y responsables últimos de la seguridad; la máxima coordinación en lo relacionado con la dotación de agentes y unidades especializadas atendiendo a criterios de población real y a los índices delictivos, coordinación en la política de seguridad de cada uno de los municipios y en el uso de las nuevas tecnologías o formación de las policías locales.

Se considera esencial la coordinación de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como la prevención desde los centros educativos. Otras de las medidas que desde el Partido Popular se propone para Toledo y su provincia es fomentar la creación de agrupaciones de voluntarios de protección civil donde la Junta de Comunidades colabore en la dotación de formación adecuada, así como que en todos los municipios se desarrolle la ordenanza municipal de convivencia que garantice los derechos de los vecinos frente a los comportamientos incívicos, reforzando la potestad sancionadora de éstos.

Desde el Partido Popular estamos convencidos de que hay que fortalecer y modernizar nuestro Modelo Policial con el fin de completar las plantillas, pero también solicitamos a la Delegación del Gobierno, al Director General de Protección Ciudadana y a la Consejera de Justicia que velen por la mejora de las condiciones de trabajo de la Policía y Guardia Civil, que les doten de medios y mejoren las infraestructuras. Es muy necesario combatir sin concesiones la criminalidad. Hay que recuperar la presencia de la policía en las calles, los barrios, las zonas comerciales, las zonas turísticas, las urbanizaciones, el ámbito rural y los polígonos industriales. Y algo muy importante: reforzando las jornadas festivas y los horarios nocturnos.

No se puede tachar de alarmistas a los dirigentes del Partido Popular. Ha llegado un momento en el que hay que volcar todas las fuerzas. No se puede pedir solamente la colaboración ciudadana o medidas de autoprotección. Solicitar sólo esto es declinar la responsabilidad. Es labor de los que gobiernan garantizar la seguridad de los ciudadanos para que la calle se convierta en un lugar de encuentro, no de desconfianza, y en nuestras casas y trabajos se pueda vivir sin miedo.

Secretaria de Acción Política y Comunicación del PP de Toledo