Mario Caballero: «Es bonito volver a Toledo, ciudad en la que comencé como periodista»

Tras el éxito obtenido en «Caiga quien caiga», Mario Cabellero regresa a la televisión con un programa en CMT. Vuelve a ser reportero de calle para divertirnos con recuerdosde los años ochenta. Concha Velasco le acompaña en su nueva andadura televisiva.

JOSÉ MARÍA HERNÁNDEZ
Actualizado:

TOLEDO. Nació en el toledano municipio de Torrico y tiene una vida profesional muy ligada a la prensa y a la radio. Destaca que le gusta el periodismo deportivo pero ha dejado guardadas las gafas de sol que lucía en el conocido programa de Telecinco «Caiga quien Caiga» para continuar como reportero de calle en un espacio televisivo de humor que se emite todos los domingos por la noche en Castilla-La Mancha Televisión y que devuelve la nostalgia de unos años que trajeron muchos cambios al país.

Junto a Concha Velasco ha regresado con ilusión a la pequeña pantalla, sobre todo, porque ahora puede trabajar en su tierra, el mismo lugar en el que comenzó a desarrollar su carrera profesional como periodista.

«Los ochenta son nuestros» basa su fórmula en el contacto con los ciudadanos de la región.

Nostalgia

-¿Cuáles son los contenidos de su nuevo programa?

- Es una revisión simpática, nostálgica y cariñosa de los años ochenta sobre la televisión, la publicidad que se emitiá en aquella época y todos los temas sociales de aquellos años.

-De nuevo le podemos ver frente a un trabajo de calle.

-Sí, mucha calle. La calle es mía. Hay gente que en los años ochenta no había nacido aún o eran pequeños. Queremos que conozcan diversos objetos que hace veinte años eran de uso diario y que ya parecen haber quedado un poco en el olvido. También tenemos una especie de «casting» en el que permitimos a los ciudadanos que bailen canciones de aquellas años o que interpreten escenas de conocidas telenovelas.

La importancia de la audiencia

-Vamos, que trabaja en un programa de mucha risa.

-La única pretensión es que el espectador se entretenga y se divierta. Creo que eso es lo más importante.

-¿Se vive en una televisión autonómica muy pendiente de las audiencias?

-Pues sí, aunque muchas personas digan que la audiencia no importa, la audiencia, como muchas otras cosas, sí que importa. De momento hemos tenido muy buenos índices, estamos contentos y deseamos que esto dure cuanto más tiempo mejor.

-¿Hasta cuando tendremos «Los ochenta son nuestros»?

-De momento tenemos firmado trece programas. Si la cadena quiere, se renovará y si no quiere...pues también. (Risas).

Prácticas en ABC

-Después del éxito obtenido fuera de su tierra, ¿qué significa trabajar en Castilla-La Mancha?

-Me siento muy acogido. Es bonito y entrañable volver a Toledo, una ciudad en la que también había trabajado yo antes. -Mario Caballero trabajó como periodista en prácticas en ABC-Toledo-, y también te ilusiona formar parte de una televisión nueva, que se está formando todavía.

-¿El programa va destinado a todo tipo de públicos?

- Es para todas las edades. Para todos aquellos que vivieron la década de los ochenta. Para los que en aquella época eran jóvenes, para los que son jóvenes hoy y a todo tipo de gente que le guste mucho el sentido del humor y el dato histórico, porque vamos a sacar a la luz muchas historias que pueden estar en el olvido.

-En el programa comparte trabajo con Concha Velasco

-Ella representa a la parte adulta de aquella época. Concha Velasco trabaja en plató con los personajes invitados -famosos que destacaron por algún motivo especial en los 80- y las entrevistas y yo estoy en la calle haciendo reportajes. Intentaremos recorrer toda la Comunidad autónoma, todos sus rincones para que los castellano-manchegos se sientan representados. De momento empezaremos por las capitales de provincia. Si nos permiten continuar más tiempo...¡señoras estén atentas porque podemos ir a su pueblo en cualquier momento!.