Ana María de Corcuera bucea en los orígenes de los apellidos toledanos

LUIS MORENO NIETO
Actualizado:

TOLEDO. Ana María de Corcuera y Hernando, correspondiente en Polán de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, investigó el origen de los apellidos de nuestras estirpes, los títulos nobiliarios que llevan el nombre de Toledo o de las villas toledanas y de los gentilicios de los pueblos a lo largo y ancho de la geografía provincial. Para ello, trabajó tenazmente en la Biblioteca Naciona.

Ana María Corcuera afirmó que los apellidos netamente toledanos generados en la capital son: Aguiar, Aguilar, Armildez, Belmar, Cervantes, Cervatos, Gudiel, Illán, Yllanes, Moraleda, Ramírez, Villaescusa, Roma, Sonsoles, Simal, Terrín y Vazquez de Acuña. Los generados en los pueblos son: Alonso, Calderón, Ajofrín, Arnalte, Ayorín, Candenas, Carmena, Díaz de la Serna, Escribano, Fuensalida, Illescas, López Guerrero, López Salcedo, Olías, Orgaz, Pantoja, Rincón, Román, Sendín y Yepes.

21 títulos nobiliarios

Identificó veintiún títulos nobiliarios que llevan el nombre de Toledo o de los pueblos de la provincia. Son estos: conde de Armildez de Toledo, marqués de Arcicollar, conde de Casarrubios del Monte, conde de Caudilla, conde de Cedillo, duque de Escalona, conde de Fuensalida, marqués de Malpica, duque de Maqueda, marqués de Montesclaros, marqués de Navamorcuende, conde de Noblejas, conde de Orgaz, conde de Puebla de Montalbán, señor de Sonseca, duquesa de Talavera de la Reina, marqués de La Torre de Esteban Hambrán, marqués de Velada y conde de Villaminaya. Todos estos títulos fueron otorgados a personas importantes. El condado de La Puebla de Montalbán, por ejemplo, fue concedido a Juana de Cárdenas y Figueroa, aya del rey Felipe III.

El título más antiguo

El título más antiguo es el de conde de Fuensalida y el más moderno el de la duquesa de Talavera, otorgado en el año 1914. El marquesado de Arcicollar se otorgó a otra mujer, doña Luisa Fernández de Córdoba y Santillana.

Y para completar su trabajo, Ana María Corcuera coleccionó un buen manojo de gentilicios: Los de Aldeaencabo de Escalona son aldeancabenses o aldeanos; los de Aldeanueva de Barbarroya son jareños; en cambio, los de Aldeanueva de San Bartolomé son aldeanovicenses; los de Argés, argareños; los de Buenaventura, belloteros; los de Cabañas, cabañiles; los de Cardiel de los Montes, cardielejos; los de Carriches, carrichanos o carrichejos; los de Consuegra, consuburenses, consaburenses o sonsuegreros; los de Domingo Pérez, organeros o domingoperanos; los de Hinojosa, jorges; los de Mejorada, mejorainos, mejoreños y zorreros; los de Mesegar, cuquillos y mesagareños; los de Polán, galán, galano, polaneco y polanés; los de San Martín de Montalbán, lugareños; los de Talavera de la Reina, talaveranos, talabricenses y talavereños; los de Villamiel, fuenteños, fuentehermoseños y villamieleros, etc.

Curiosos gentilicios

Algunos de losgentilicios corresponden a la antigua denominación del pueblo, otros derivan de su historia y otros están relacionados con las cualidades de sus habitantes. Hay ocasiones en que se abrevia: a los de Valdeverdeja les llaman verdejos; a los de San Bartolomé de las Abiertas, bartolos. En otros no tiene nada que ver su gentilicio con el nombre del pueblo: Los de Santa Cruz de Retamar son churriegos; los de Villaminaya, pichilines; los de Dosbarrios, pajareros; los de Buenaventura, belloteros...Hay un pueblo, Nuño Gómez, en el que el gentilicio masculino es distinto del femenino: los hombres son nuñogomeceros, y las mujeres, nuñogominas.