Miles de personas rechazan la reforma laboral y recuerdan a las víctimas del 11-M
<a href="http://www.abc.es/fotos/20120311/manifestacion-toledo-camino-plaza-1502522705808.html">Manifestación en Toledo camino de la plaza de Zocodover</a> - LUNA REVENGA

Miles de personas rechazan la reforma laboral y recuerdan a las víctimas del 11-M

Las manifestaciones, en las que se escucharon eslóganes en favor de la huelga general, iban precedidas de pancartas en las que rezaban «No a la reforma laboral injusta, ineficaz e inútil»

toledo Actualizado:

Miles de personas se han manifestado en las cinco capitales de Castilla-La Mancha para expresar su rechazo a la reforma laboral del Gobierno y en las que también se ha recordado con un minuto de silencio a las víctimas de los atentados del 11-M de hace ahora ocho años.

Respecto a la afluencia de manifestantes, la cifra oscila entre los 5.700 ofrecidos a Efe por la Delegación del Gobierno -1.500 en Guadalajara y Toledo, 1.200 en Albacete, mil en Ciudad Real y quinientos en Cuenca- y los 21.000 de los sindicatos convocantes -6.000 en Albacete, cinco mil en Ciudad Real y Toledo y 2.500 en Guadalajara y Cuenca-.

Las manifestaciones, en las que se han podido escuchar eslóganes en favor de la huelga general, iban precedidas de pancartas en las que rezaban "No a la reforma laboral injusta, ineficaz e inútil" y en ellas han estado los secretario regionales de UGT y CCOO, Carlos Pedrosa, en la de Albacete, y José Luis Gil, en la de Ciudad Real.

Los convocantes han querido responder a las acusaciones de "insensibilidad" y "oportunismo" al hacer coincidir las manifestaciones contra la reforma laboral con el octavo aniversario de los atentados del 11-M y al final de recorrido han guardado un minuto de silencio en su memoria en todas las capitales, a excepción de Guadalajara.

En este sentido, el secretario regional de CCOO, José Luis Gil, ha dicho que la jornada de hoy "tiene connotaciones de dolor y respeto por aquel brutal atentado que sufrieron en el centro de Madrid muchos trabajadores y trabajadoras, pero, hoy, es perfectamente compatible este respecto con la expresión democrática y firme de los sindicatos ante una agresión sin precedentes del Gobierno de España".

Al final del recorrido, los dirigentes sindicales han dado lectura a un manifiesto en el que tachan la reforma laboral de "injusta, ineficaz e inútil", porque "acabará con derechos históricos" de los trabajadores y no servirá para crear empleo.

En Albacete ha estado el secretario regional de UGT, Carlos Pedrosa, que ha dicho que las manifestaciones son una oportunidad de defender los derechos de los trabajadores y que ha sido el Gobierno de España el que nos ha convocado a esta muestra de rechazo a la reforma laboral que "pretendemos que cambie".

El secretario provincial de CCOO en Albacete, Francisco de la Rosa, ha sufrido una caída al inicio de la marcha y ha tenido que ir al hospital, aunque se ha incorporado al final de la manifestación y ha podido intervenir tras ser atendido en el centro sanitario.

En la protesta de Albacete ha estado el coordinador regional de IU, Daniel Martínez, así como el que fuera presidente del CES en la región y exsecretario regional de CCOO, Juan Antonio Mata, además de diputados del PSOE, entre ellos Modesto Belinchón.

En Cuenca, donde la marcha ha discurrido entre la Estación de Ferrocarril y la subdelegación del Gobierno, se han exhibido pancartas que rezaban "La reforma laboral ataca a los trabajadores y empobrece a la sociedad" y otras como "La patronal ordena, el Gobierno impone y la juventud responde".

En la marcha de protesta de Guadalajara han participado representantes políticos de IU y del PSOE, entre ellos el senador socialista Jesús Alique y el coordinador provincial de IU, José Luis Maximiliano.

En Toledo, la marcha - a la que se ha sumado el Sindicato de Estudiantes- ha discurrido entre la plaza de toros y la plaza de Zocodover, y durante su recorrido se han coreado frases y eslóganes en favor de la huelga general y alusiones al Gobierno de Mariano Rajoy como "No es gobierno popular, sino gobierno patronal".