Malestar entre los regantes de Alcolea por el canon «excesivo» que les cobrará la CHT

La Comunidad de Regantes, totalmente en contra del pago, ha convocado una reunión extraordinaria para el próximo domingo y no descarta movilizaciones

MERCEDES VEGA
Actualizado:

TOLEDO. Casi 400 regantes de Alcolea de Tajo, Puente del Arzobispo, Valdeverdeja, Torrico y Talavera están en pie de guerra con la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), organismo estatal que a finales de mes y durante 25 años les cobrará por amortización de una infraestructura la cantidad de 203 euros por hectárea.

La Comunidad de Regantes de Alcolea de Tajo, legalmente constituida el pasado verano, ha manifestado su oposición a esta medida recogiendo firmas del 87 por ciento de los agricultores afectados, que envió a la Confederación hace un mes. Pero ante la postura «inflexible» de la Administración, la Comunidad de Regantes ha convocado una reunión para el próximo domingo, a las 11 horas, en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Alcolea. Los afectados no descartan movilizarse e incluso alguno de ellos ha apuntado que podrían desplazarse a Madrid para realizar una manifestación ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

La Comunidad de Regantes ha recibido una carta del organismo estatal en la que se indica que la cuota no puede reducirse ni tampoco aumentar el número de años al objeto de acortarla, «porque el artículo 307 del Reglamento de Dominio Público Hidraúlico lo prohíbe».

Así, la CHT, que preside José Antonio Llanos, ha cobrado ya la cuota correspondiente a 2002, un total de 91 euros por hectárea, y a finales de este mes pasará al cobro los recibos de 203 euros por hectárea, a la que se oponen los regantes. «Se da la circunstancia de que el 98 por ciento de los afectados no regamos, porque no tenemos fondos para realizar el montaje de la instalación en la finca. Además, el 65 por ciento de las personas afectadas son mayores y no pueden afrontar el pago», comentó a ABC .

Utilización de aguas

Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Tajo informó a este diario que aplican esta tasa en concepto de utilización de aguas y canon de regulación, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, capítulo 3, artículo 297 y siguientes de la Ley de Aguas.

«Este cobro no es potestativo sino obligatorio para la Confederación y no se trata de una amortización de las obras sino de una aportación a la amortización», matizaron fuentes de la CHT.

Además, dentro de 25 años estos usuarios habrán pagado, aproximadamente, sólo la tercera parte de lo que ha costado al Estado la ejecución de las obras, y agregaron que la tarifa y el canon se aprobaron por el proceso establecido, es decir, colaboración de los usuarios en su estudio económico que realizó la Comunidad de Regantes; información pública en el BOE y en el Ayuntamiento, y aprobación por parte de la Confederación Hidrográfica. «Sólo se ha hecho lo que dice la Ley de Aguas».