Magdalena Álvarez confirma que la línea de alta velocidad acogerá trenes de mercancías

GUSTAVO A. MUÑOZTALAVERA. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, confirmó ayer en Talavera que la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura-Lisboa, que tendrá estación en Talavera, incluirá el

Actualizado:

GUSTAVO A. MUÑOZ

TALAVERA. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, confirmó ayer en Talavera que la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura-Lisboa, que tendrá estación en Talavera, incluirá el transporte de mercancías, una modalidad desconocida hasta el momento, aunque exigirá un incremento de inversión respecto a las líneas AVE, según declaró.

Álvarez hizo estas manifestaciones tras firmar el convenio para el soterramiento de las vías a su paso por Talavera con el presidente de la Junta de Comunidades, José María Barreda, el alcalde de la ciudad, José Francisco Rivas, y el presidente de ADIF, -entidad encargada de las infraestructuras de Renfe-, Antonio González Marín. El acto se desarrolló en el salón de plenos del Ayuntamiento ante la presencia de numerosos público invitado entre los que destacaban relevantes empresarios y profesionales locales, así como autoridades de las distintas administraciones públicas.

La ministra dijo que cuando se formuló este proyecto de línea ferroviaria mixta «no fue bien entendido, sobre todo en Extremadura», y explicó que principalmente la línea se dedicará al transporte de viajeros, mientras que en el horario en que no lo haya podrán circular trenes de mercancías a su velocidad habitual, ya que no se trata de transportes rápidos, como alguien le había preguntado.

El convenio

Lo estipulado en el convenio fue informado verbalmente por la propia ministra, ya que no se distribuyeron copias. Resaltó que su departamento aportará lo que cueste el proyecto en superficie pero que a cambio cederá al Ayuntamiento los terrenos que queden libre en torno a la estación, con lo que el municipio podrá financiar buena parte de los costes de soterramiento, mientras que la diferencia será asumida en su totalidad por la Junta de Comunidades.

La ministra aprovechó su presencia en Talavera para dar cuenta del estado de las inversiones de su departamento en Castilla-La Mancha, con actuaciones en todas las autovías. Respecto a los proyectos pendientes en Talavera, que además del tren de alta velocidad es la variante de la carretera Nacional-502, aseguró que antes de final de año saldrá a licitación este proyecto.

También se refirió a la autovía Maqueda-Toledo-Tarancón, que finalmente tendrá sus extremos en Ávila y Teruel, y aseguró que en este año «se ha multiplicado por 4,7 el grado de ejecución del proyecto, que somo se recordará ha estado paralizado varios años.

Un buen día

«Este es un buen día para Talavera», dijo en su intervención el presidente regional, José María Barreda, que recordó el convenio firmado en 2005 con Álvarez y por el que antes de 2010 se habrá invertido en la comunidad 19.550 millones de euros.

Según Barreda, esa mejora de las comunicaciones ferroviarias y de carreteras que realizará el Ministerio de Fomento permitirán aprovechar a Castilla-La Mancha su situación de centralidad peninsular y «desarrollar sus potencialidades». En su opinión, la región era «tierra aparentemente de nadie», mientras que «ahora esa situación la estamos pulverizando».

El alcalde, José Francisco Rivas, calificó la jornada de «histórica» para Talavera, y calculó que en los próximos años entre el soterramiento de la estación, la variante de la N-502 y la Ronda del Tajo, las administraciones nacional y regional invertirán en Talavera más de 300 millones de euros (50.000 millones de las antiguas pesetas).