Mercedes Gómez

El laboratorio pecuario de Talavera comenzará mañana los «test prionics»

El Laboratorio Pecuario Provincial de Talavera, dependiente de la Junta de Comunidades, comenzará mañana a realizar los «test prionics» contra el mal de las vacas locas, como estaba previsto. El servicio, de carácter regional, se prestará para las provincias de Ciudad Real, Guadalajara y Toledo. El resto de la región lo cubrirá el laboratorio de Cuenca.

TALAVERA. Eusebio Cedena
Actualizado:

Mañana, como estaba previsto desde la Junta de Comunidades, comenzarán a realizarse los «test prionics» en Castilla-La Mancha a través de los laboratorios de Talavera y Cuenca, dos centros habilitados por la Consejería de Agricultura para la aplicación de estas pruebas de detección del mal de las vacas locas.

Según confirmó a ABC la delegada provincial de Agricultura de Toledo, Mercedes Gómez, el personal que prestará este servicio, un total de 17 profesionales, han recibido formación especializada en las últimas semanas y ya están preparados para comenzar las pruebas a partir de mañana.

Dentro de la provincia de Toledo, los test se van a realizar en el Laboratorio Pecuario Provincial de Talavera, la comarca ganadera más importante de Castilla-La Mancha y dónde existe una mayor concentración de la cabaña de vacuno.

En este laboratorio, situado en la calle Carlos Barral, junto a la Comisaría de Policía Nacional, van a trabajar nueve de los 17 profesionales citados, cuatro de ellos titulados superiores y cinco técnicos de laboratorio, quienes se encargarán de realizar los «test prionics» en todos aquellos casos que la legislación marca como obligatorios.

La delegada provincial aseguró que la Junta de Comunidades ya dispone del primer envío de los test remitidos desde Suiza y que el laboratorio de Talavera está ya en disposición humana y técnica de comenzar la aplicación de las pruebas.

Como se sabe, la legislación obliga a realizar estas pruebas a los animales mayores de 30 meses que se dirijan al consumo alimentarios; los mayores de 20 meses nacidos en países de riesgo, como Francia, Irlanda, Suiza y Portugal; los sacrificios de urgencia y todos los que deban realizarse por muestreo dentro del Plan Concertado para 2001, y que son 218 muestras para Castilla-La Mancha.

Según Mercedes Gómez, el laboratorio de Talavera dará servicio a las provincias de Guadalajara y Toledo y parte de Ciudad Real. El resto de la comunidad castellano-manchega tendrá cobertura desde el laboratorio de Cuenca.

Los «test prionics», como se sabe, sirven para detectar la denominada encefalopatía espongiforme bovina en los animales muertos, y es de obligado cumplimiento en los casos citados por legislación expresa de la Unión Europea.

La delegada provincial de Agricultura, en declaraciones a este diario, dijo desconocer el volumen global de trabajo que puede desarrollar cada laboratorio, ya que dependerá de la evolución de la situación en los próximos meses.

En Castilla-La Mancha existe un total de 356.000 cabezas de vacuno de carne, de las cuales en torno a 100.000 son vacas y el resto terneros de cebo. De esa cifra, 242.500 cabezas se encuentran en la comarca talaverana, lo que da una idea de la importancia económica y social del sector en esta zona.

En cuanto a las vacas de leche, en la región existe 42.000, de las cuales 35.000 están en la provincia de Toledo y unas 25.000 en Talavera, gran parte de ellas en explotaciones situadas dentro del propio término municipal talaverano.