La Jura de Bandera más emotiva de la Academia de Infantería

TEXTO: PILAR HERNÁNDEZ FOTOS: A. TRIGO, ABCTOLEDO. «¡Españoles! ¿Juráis por Dios o prometéis por vuestra conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al

Pilar Hernández
Actualizado:

«¡Españoles! ¿Juráis por Dios o prometéis por vuestra conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?». Con esta emotiva fórmula, 325 civiles, hombres y mujeres, y 336 soldados manifestaron su compromiso con la defensa de España, prestando su juramento o promesa a la Bandera, en un acto multitudinario que tuvo lugar en la mañana de ayer en la Academia de Infantería de Toledo.

Aunque en este centro militar están autorizadas dos juras con personal civil al año, en esta ocasión, por la difusión que se ha dado al acto -estaba incluido en la programación de la Semana Grande del Corpus, aunque a última hora se modificó el lugar y el día-, la participación de toledanos fue masiva.

Jura del cardenal y el alcalde

Junto al alcalde de Toledo, José Manuel Molina, y el cardenal arzobispo, Antonio Cañizares, participaron en la jura de bandera miembros de cofradías y hermandades, como el Gremio de Hortelanos y de Caballeros Mozárabes, así como representantes de entidades bancarias como CCM y Caja Rural, de la Federación Empresarial Toledana y otras organizaciones.

El acto fue presidido por el teniente general jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina, Manuel Ramón Bretón Romero, que estuvo acompañado por el general director del centro, César Muro Benayas; la consejera de Administraciones Públicas, Llanos Castellano; el subdelegado del Gobierno, Javier Corrochano; el presidente de la Audiencia Provincial, Manuel Gutiérrez, y concejales del Ayuntamiento de Toledo.

El acto comenzó a las 11.00 en el Patio de Armas de la Academia. Primero fueron los soldados profesionales que durante tres meses han recibido formación en el centro toledano los que juraron la bandera, en total 336; a partir de ahora irán destinados a unidades de todo el territorio nacional y a las misiones donde hay presencia española en diversas partes del mundo.

Después desfilaron los 325 civiles que quisieron manifestar su compromiso con España; todos lo hicieron muy emocionados, incluso llorando algunos de ellos.

En su intervención, el general Muro Benayas destacó el simbolismo de este acto y la fuerte carga emotiva que tenía; agradeció a los participantes el compromiso adquirido, de forma pública, con España, representada en la Constitución y en el Rey.

Al grito de ¡Viva España! y ¡Viva el Rey! y con el homenaje a los caídos finalizó este multitudinario acto. Posteriormente, todos los participantes pudieron degustar una gran paella.

Vinculaciones

En declaraciones a los periodistas tras finalizar la jura de bandera, el alcalde de Toledo, José Manuel Molina, aseguró que había sido un momento muy emotivo y recordó las numerosas vinculaciones de la ciudad con la Academia de Infantería.

También el general director del centro militar académico, César Muro, destacó la emotividad de este acto «porque cuando juran los soldados, estamos más preocupados de llevar el paso y de ser marciales, pero el estar al lado de la bandera, el tomar un juramento y ver cómo pasaban hombres y mujeres, muy emocionados, llorando muchos de ellos, ha sido muy bonito».