La Junta quiere declarar Bien de Interés Cultural el dolmen de Azután

ABC, EPTOLEDO. La Dirección General de Patrimonio y Museos de la Consejería de Cultura ha abierto un expediente para declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, el dolmen

Actualizado:

ABC, EP

TOLEDO. La Dirección General de Patrimonio y Museos de la Consejería de Cultura ha abierto un expediente para declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, el dolmen del pequeño municipio de Azután, que ha sido objeto de excavaciones desde principios de los años 80 hasta el año 2001.

Según publica el DOCM, a partir de este momento se abre un periodo de información pública, a fin de que todos cuantos tengan interés en el asunto puedan examinar el expediente y alegar lo que consideren oportuno, durante el plazo de veinte días hábiles siguientes a la publicación de esta resolución.

El Dolmen de Azután, con una antigüedad que se remonta a 4.500 años antes de Cristo, fue la primera de las evidencias megalíticas localizadas en el interior de la Meseta Sur con fechas radiocarbónicas que permitieron situar cronológica y culturalmente las poblaciones del Neolítico medio, final y Calcolítico medio en la cuenca media del río Tajo y sus relaciones con el abundante fenómeno del Megalitismo del interior peninsular. Azután, con 350 habitantes y situado al oeste de la provincia, es la villa más antigua de la Jara toledana.

Grabados y pinturas

Pese a las excavaciones, el dolmen aún conserva testigos arqueológicos intactos, así como restos de un hábitat infrayacente al túmulo dolménico. Presenta una estructura de cámara y corredor con ortostatos de grandes dimensiones y cubierta adintelada, en la cual fueron efectuadas inhumaciones y osarios colectivos desde el Neolítico Medio al Final y durante el Calcolítico.

Los elementos arqueológicos destacables son, además de su sistema y tipología constructiva, sus evidencias materiales arqueológico-ergológicas como artístico-rupestres, además de las culturales y habitacionales que fueron desarrolladas.

A ello se añade la decoración total del espacio funerario mediante grabados y pinturas en los ortostatos de la cámara y figuras exentas de carácter escultórico en el espacio de la cámara.

El dolmen es el icono de Azután, además de iglesia parroquial de Santiago Apóstol. El templo cuenta con una pintura de Santiago en Clavijo en el retablo mayor, obra de Clemente Collazos (1802).