«Juan Nicolás» puede presentar hoy suspensión de pagos en el Juzgado

VALLE SÁNCHEZ/A. M.TOLEDO. La crisis económica comienza a dar de lleno en la provincia. La que en estos momentos es la empresa constructora más antigua y señera de Toledo está a punto de presentar un

VALLE SÁNCHEZ/ A.M. TOLEDO
Actualizado:

La crisis económica comienza a dar de lleno en la provincia. La que en estos momentos es la empresa constructora más antigua y señera de Toledo está a punto de presentar un concurso de acreedores, cosa que podría hacer hoy, ante la difícil situación económica por la que atraviesa. Se trata del grupo de empresas de construcción Juan Nicolás Gómez e Hijos, con domicilio social en Toledo, y que se dedica, fundamentalmente, a la obra pública desde hace varias décadas. Su máximo responsable es José Luis Nicolás Villalba.

Radicada en Toledo y Talavera, la empresa tiene también sucursales en Extremadura y Madrid. En total, son más de 400 los trabajadores que se verán afectados por esta situación, la mayoría de Toledo y la zona de Talavera.

Los rumores sobre su difícil situación, -insistentes a lo largo de las últimas semanas-, se han incrementando tras el despido de varios trabajadores con contratos temporales, aunque los sindicatos desconocían hasta ayer las intenciones de la empresa porque se ha planteado desde la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) hasta un concurso de acreedores por falta de liquidez. Finalmente, y según ha podido saber ABC de fuentes empresariales, la idea de los responsables es presentar hoy en el Juzgado un concurso de acreedores, es decir, una suspensión de pagos. Además, se sabe que los directivos de esta empresa han recibido ya ofertas de compra de importantes empresas españolas y también de la provincia.

Según confirmó ayer a ABC el secretario regional de la Federación de la Construcción (Fecoma) de Comisiones Obreras, Julio Ugena, la situación que atraviesa la empresa es muy preocupante, aunque desde la dirección no se ha concretado qué medida se adoptará finalmente. Lo que sí dijo es estar sorprendido por el hecho de que una empresa que se dedica en exclusiva a la construcción pública no tenga liquidez. Una duda que también asalta entre la clase empresarial de la ciudad, que apunta a una mala gestión de la actual dirección comola causante de llegar a esta crítica y difícil situación.

Con la Diputación

De hecho, «Juan Nicolás Gómez e Hijos» tiene adjudicados varios contratos de importancia, en especial con instituciones. Uno de ellos, con la Diputación Provincial, y además para 20 años, lo que está provocando un serio quebradero de cabeza a los responsables de la institución provincial porque se trata de una gran parte de las obras del Plan de Conservación y Mejora de las Carreteras de la red provincial, uno de los proyectos «estrella» del presidente, José Manuel Tofiño.

A esta empresa le fue adjudicada la Zona 1 para obras de ensanche, refuerzo y corrección de curvas, además del mantenimiento, con una cantidad máxima anual de 2.180.800 euros y una duración estimada para la realización de la mejora y conservación de las carreteras de 20 años. En concreto, el importe total de las obras de construcción de esta zona se estimó en 19.568.767,12 euros, de los que 4.121.508,16 euros correspondían a corrección de curvas y 12.534.643,62 euros a los trabajos de conservación.

Además, la empresa planteaba mejoras en su propuesta que no estaban contempladas en el pliego de condiciones, como la aplicación informática para el seguimiento de todas las actuaciones, la utilización de GPS, vigilantes de mantenimiento y refuerzo y ensanche hasta los ocho metros de ancho, aumentando considerablemente lo que se contemplaba en el pliego de condiciones.

En concreto se iba a actuar sobre 56 carreteras que sumaban una longitud de 416,89 kilómetros, entre las que se encuentran, por citar algunas de ellas, la de Chozas de Canales al Puente del Guadarrama, A5 a Ventas de Retamosa, Malpica de Tajo a las Vegas por Bernuy y San Antonio, Navalmoralejo a la CM-4100, Valdeverdeja a Puente del Arzobispo, Mejorada a Segurilla o Almorox a Cenicientos.

También con la Junta

Además de la Diputación, la empresa, experta en obras hidráulicas, tiene contratos con más instituciones públicas, como la Junta de Comunidades. El pasado mes de enero, la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda firmó un convenio con esta empresa para dotar de nuevas depuradoras a Buenaventura, Cervera de los Montes, Hinojosa de San Vicente, Montesclaros y Namorcuende, para lo que se destinó un presupuesto de 4,8 millones de euros, unas obras que deberían haber comenzado.

Con este objetivo, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, firmó un contrato con Francisco García, un directivo de «Juan Nicolás Gómez e Hijos S. A».

También el Ministerio de Fomento adjudicó a «Juan Nicolás Gómez e Hijos» el pasado mes de septiembre las obras para arreglar varios tramos de la N-403, entre la ciudad de Toledo y el límite de la provincia de Madrid. La obra tuvo un presupuesto superior a los siete millones de euros.

En abril de 2007 la Confederación Hidrográfica del Tajo también confío a esta empresa la limpieza y el acondicionamiento de varios tramos degradados de caudales en los términos municipales de la provincia: Camarena, Pantoja, Recas y Bargas.

El Ayuntamiento de Toledo también ha adjudicado varias obras a esta empresa, como una fase de la famosa operación asfalto del ex alcalde José Manuel Molina, al final de la última legislatura, o la obra de la calle General Villalba.