La CHT instalará una tubería de 33 kilómetros desde el Tajo para asegurar el agua a los pueblos de La Sagra Este

Además de la conducción desde el sistema de Almoguera, está previsto construir una planta de tratamiento de agua en Seseña y un depósito regulador en Esquivias

Actualizado:

A. G.

TOLEDO. El espectacular crecimiento, con tintes verdaderamente preocupantes en algunos puntos, que está experimentando ya la comarca toledana de La Sagra, donde se abren unas perspectivas inéditas, obliga a realizar con urgencia un replanteamiento de las infraestructuras y servicios para garantizar el sostenimiento de ese crecimiento desbordante. Uno de esos servicios vitales en los que se sustenta el despegue demográfico e industrial de la comarca es el suministro de agua suficiente. Y aquí entran en acción los planes diseñados ya por las administraciones.

Entre ellos destaca la estrategia de duplicar las fuentes de suministro de agua. De esta forma, en un plazo de poco más de dos años La Sagra no tendrá ya el embalse madrileño de Picadas, en la cuenca del Alberche, como única procedencia del agua que consume, sino que recibirá aportes del río Tajo desde el embalse de Almoguera, situado en la provincia de Guadalajara. No obstante, hay que recordar que desde esta misma fuente se abastecen los numerosos pueblos de la Mancomunidad del Algodor de Toledo.

Con la nueva tubería hacia La Sagra Este se trata de asegurar y garantizar el agua ante el aumento de población y de polígonos residenciales, como señala a ABC el alcalde de Carranque y presidente de la Mancomunidad de la Sagra Alta, Alejandro Pompa de Mingo.

Evitar problemas

«El objetivo que se persigue con la duplicidad de las fuentes de suministro es que con las miles de viviendas que se están construyendo y con las cientos de empresas que se instalan en la zona no existan problemas de abastecimiento», manifiesta Pompa. Y sobre todo, al estar en un ciclo de sequía, cuando llegue el verano.

«El año pasado no tuvimos problemas, pero hay que poner todos los medios para evitar situaciones críticas que nos hagan tomar decisiones drásticas», apuntó. Hoy casualmente tendrá lugar en la Consejería de Obras Públicas una reunión entre los responsables de este departamento y alcaldes de varios pueblos para analizar los nuevos proyectos de diversificación de canales de distribución de agua, algo que ya apuntó la semana pasada la titular de Obras Públicas, María Encina Álvarez.

Nuevo proyecto

Precisamente este mes ha terminado el plazo de exposición pública incoado por la Confederación Hidrográfica del Tajo tras la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia del proyecto de «Ampliación y abastecimiento del sistema de Picadas I y Picadas II y zona del río Alberche».

En el sistema de Picadas I afecta a los pueblos de La Sagra Este, que se beneficiarán del proyecto de aducción de agua desde el embalse de Almoguera a través de una tubería que unirá el pozo del sistema de Almoguera existente entre las poblaciones de Colmenar de Oreja (Madrid) y Noblejas (Toledo) y un nuevo depósito que se construirá en Esquivias.

Este proyecto forma parte de las obras hidráulicas incluidas en el convenio firmado el 20 de octubre de 2005 entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Sociedad Estatal Aguas de la Cuenca del Tajo S.A.

La nueva tubería, cuyo plazo de ejecución una vez que comiéncen las obras se ha fijado en 24 meses, llevará agua del Tajo a toda La Sagra Este, formada por las siguientes poblaciones: Alameda de la Sagra, Añover de Tajo, Borox, Cabañas de la Sagra, Cobeja, Esquivias, Illescas, Magán, Mocejón, Numancia de la Sagra, Pantoja, Seseña, Villaluenga de la Sagra, Villaseca de la Sagra, Yeles, Yuncler, Yunclillos y Yuncos.

Dos tramos de conducción

Según el proyecto, la conducción se dividirá en dos tramos. En el primero, de 22 kilómetros, la tubería principal que llevará el agua del Tajo a La Sagra partirá del final de la conducción Almoguera-Algodor, situada en un punto junto al río en el término municipal de Colmenar de Oreja, en la Comunidad de Madrid. La tubería, que tendrá un diámetro de 1.200 y 900 milímetros, conducirá el agua bruta hasta una estación de tratamiento de agua potable que se construirá en el término de Seseña, y que será objeto de otro proyecto aparte.

Este tramo atraviesa los términos de Colmenar de Oreja, Noblejas, Aranjuez y Seseña. Para el cruce de vías de comunicación e infraestructuras hidráulicas se han proyectado doce hincas. También se cruza el río Tajo dos veces mediante sendas hincas bajo su cauce y el río Jarama a través de un acueducto de 90 metros de vano.

El segundo tramo de la conducción principal partirá de la estación de bombeo de agua tratada situada en Seseña, y desde allí conducirá el agua impulsada hasta el depósito regulador de Esquivias. La longitud de este tramo de tubería es de 12 kilómetros y con un diámetro de 900 milímetros.

El depósito regulador de Esquivias consiste en un depósito rectangular de hormigón armado de doble vaso de seis metros de altura y dimensiones interiores en planta de 53,5x25,5 metros por vaso. Su capacidad máxima será de 22.700 metros cúbicos.

El proyecto incluye también otras obras complementarias y accesorias como arquetas para ventosas, desagües, caudalímetros, válvulas de seccionamiento, de sobrevelocidad y derivación, así como el equipamiento eléctrico. El plazo de ejecución de las obras es de veinticuatro meses.