Hoy se inician unas jornadas de la Universidad sobre excavaciones arqueológicas

La primera ponencia abordará hoy las excavaciones del yacimiento de Entretorres, ubicado en el casco antiguo de la ciudad de Talavera de la Reina

Actualizado:

ABC

TOLEDO. Hoy martes, 2 de mayo, comenzarán en la Facultad de Humanidades de Toledo las jornadas «Excavaciones arqueológicas en la provincia de Toledo», que analizarán durante tres días los estudios llevados a cabo en los yacimientos de Entretorres, Ciudad de Vascos, Villa romana de Saucedo, Valle de las Higueras, Villa romana de Cabañas de la Sagra, Carranque y Cerro de la Mesa (Toledo).

En las jornadas participarán los directores de las excavaciones, docentes en las universidades de Castilla-La Mancha, Autónoma de Madrid, Alcalá de Henares y Coimbra (Portugal), informó la Universidad de Castilla-La Mancha.

Tras la inauguración, tendrá lugar la primera ponencia, sobre las excavaciones del yacimiento de Entretorres, ubicado en el casco antiguo de Talavera de la Reina, proyecto que estudia lo que fue el primer recinto amurallado islámico de la ciudad, datado en el siglo X y que se lleva a cabo en un terreno municipal de unos 200 metros de longitud y 80 metros de anchura.

Por su parte, el decano de la Facultad de Humanidades de Toledo y director de las excavaciones arqueológicas de Ciudad de Vascos, Ricardo Izquierdo, será el segundo ponente de la tarde. La de Vascos se encuentra enclavada en una zona de difícil acceso, sobre un terreno de granitos y rodeada por el río Huso, que le sirve de defensa natural. Los vestigios mejor conservados, y los que dotan al conjunto de su carácter monumental, son los elementos defensivos de la ciudad como la muralla y la alcazaba, además existen extramuros un arrabal y dos cementerios.

La segunda jornada comenzará con una exposición sobre la villa romana de Saucedo, enclavada en el municipio de Talavera la Nueva, a cargo de Raquel Castelo, profesora de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, y Ana López, arqueóloga.

En este yacimiento se han detectado tres fases de ocupación. De la a primera (siglos I y II d. C) no queda constancia de grandes estructuras arquitectónicas. Tras una época de escasa vitalidad se produjo la segunda fase (comienzos del siglo IV), en la que se edifica la villa. La tercera fase (comienzos del VI) corresponde a una importante reforma de la edificación existente.