La huerta solar de La Villa, inaugurada ayer, producirá un millón de kilovatios

Actualizado:

ABC

TOLEDO. El Grupo Gea, empresa especializada en la promoción, instalación y venta de plantas de generación de energía de origen renovable, inauguró ayer la Huerta Solar Villa II, en La Villa de Don Fadrique, que producirá un millón de kilovatios hora al año, energía con la que se puede abastecer a 300 hogares.

Según informó la empresa en una nota de prensa, esta huerta solar se ha construido sobre una superficie de 21.700 metros cuadrados y alberga 3.258 paneles solares fotovoltaicos repartidos en 24 instalaciones fijas independientes de diversas potencias, desde cinco hasta 100 kilovatios.

Así, la potencia nominal de esta huerta solar, en cuya instalación se han invertido más de 4 millones de euros, es de 600 kilovatios, superando los 700 de potencia pico.

Su producción anual, de más de un millón de kilovatios hora al año, evitará la emisión de más de 600 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

Villa II es la segunda huerta solar que el Grupo Gea ha promovido en la Villa de Don Fadrique, donde en 2007 finalizó y puso en marcha la denominada Villa I, de un megavatio de potencia y que genera cerca de 1.450.000 kilovatios hora al año.

La energía producida por ambos parques podría abastecer a más del 50 por ciento de la población del municipio.

Además, el Grupo GEA, a través de la empresa instaladora del grupo, Generaciones Fotovoltaicas de La Mancha, está finalizando la construcción de otra huerta solar de 3 megavatios de potencia en El Pedernoso (Cuenca), que está previsto que se ponga en marcha antes del cambio de normativa el próximo 29 de septiembre.

Cuando la planta esté finalizada, contará con cerca de 20 megavatios promovidos en Castilla-La Mancha y tres conectados a la red.

La consejera de Industria, Energía y Medio Ambiente, Paula Fernández, que asistió a la inauguración, dijo que esta nueva infraestructura encaja y coincide plenamente con el modelo y los objetivos que se ha marcado el Ejecutivo.

Además, añadió, se basa en el aprovechamiento de los recursos naturales que hay en la comunidad autónoma: el viento, el sol y la biomasa.

Paula Fernández explicó que este compromiso ha dado lugar a poner en marcha un modelo en el que la generación de energía limpia compatibiliza el desarrollo del sector, la sostenibilidad, la investigación y la creación de empleo de calidad.